Impuestos, golpe a viajeros pero mina de aeropuertos

Solo por el derecho de uso de instalaciones que no siempre están a la altura los aeropuertos latinoamericanos cobran cantidades que van entre 18 y 60 dólares a quien vaya a abordar un vuelo internacional de salida.

POR:
noviembre 26 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-26

Al contrario que en Estados Unidos y Europa, donde suelen incluirse en el precio del pasaje, las tasas aeroportuarias con cobro a la salida son algo común en Latinoamérica. La cuantía de estos impuestos, que nunca gustan al turista, pero que son una mina de oro para sus recaudadores, difiere mucho de un país a otro y no siempre es proporcional a la comodidad para el viajero ni a la seguridad para los vuelos. Un 46 por ciento de los 846 millones de llegadas de turistas internacionales que se produjeron en 2006 en todo el mundo, según la Organización Mundial de Turismo, fue por avión. Venezuela, en donde los pasajeros aéreos deben pagar 131.172 bolívares (60 dólares) al salir, es el país más caro desde este punto de vista, y Argentina, donde por lo mismo se cobra 18 dólares, el más barato. Paradójicamente, Ezeiza, el principal aeropuerto de la capital argentina, que es operado por una empresa privada y recibe 7 millones de pasajeros anuales, tiene una de las terminales internacionales mas modernas de Latinoamérica y sus concesionarios piensan invertir 2.000 millones de dólares de aquí al año 2028. El aeropuerto caraqueño de Maiquetía, tuvo 6’772.583 pasajeros en el 2006. México, con un impuesto de 19 dólares para vuelos internacionales, acaba de estrenar una segunda terminal en su principal aeropuerto, el de la capital, que le permitirá sumar 9 millones de pasajeros más al año a los 25 millones anteriores. En Panamá, la tasa aeroportuaria, que es de 20 dólares, está incluida en el precio del pasaje, así que los viajeros no se encuentran con sorpresas de última hora y no deben ‘rascarse los bolsillos’ antes de volar. El aeropuerto panameño de Tocumen, ampliado y modernizado en el 2004, tuvo un movimiento de 3,2 millones de pasajeros el año pasado. También con 20 dólares de tasa se encuentra República Dominicana, un importante destino del Caribe. Por su aeropuerto de las Américas, ampliado en el 2006, pasaron 2,6 millones de viajeros. Todos los países centroamericanos están en el rango de los baratos o intermedios en materias de tasas aeroportuarias, que van desde los 19,86 dólares de El Salvador a los 32 de Nicaragua. Ecuador es de los más caros para el viajero internacional pues pasó de 25 a 40,80 dólares. Por debajo de los 30 dólares están la tasas de Bolivia, Paraguay y Cuba. Los pasajeros de vuelos de salida de Bolivia pagan 19 dólares por salir del país. Efe COLOMBIA, EL SEGUNDO PAÍS MÁS CARO Colombia, con 59 dólares, es el segundo país de la región con la tasa más elevada. La cuantía del impuesto de salida del país se ajusta regularmente a la inflación. El viejo aeropuerto Eldorado de Bogotá, el más importante de Colombia, está próximo a cumplir 50 años y la firma concesionaria ha empezado un proceso para su ampliación y remodelación, que permitirá aumentar su capacidad anual de ocho millones de pasajeros a un máximo de 25 millones, y la de carga de 500.000 a 900.000 toneladas. El terminal aéreo es uno de los de mayor movimiento en Latinoamérica.

Siga bajando para encontrar más contenido