Los impuestos y las sociedades extranjeras

Los impuestos y las sociedades extranjeras

POR:
julio 24 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-24

Una sociedad extranjera constituida de acuerdo con las leyes de Alemania y cuyo domicilio principal está en Berlín, es propietaria de un 'software'. En el año 2008 la sociedad extranjera recibió ingresos por la venta de dicho 'software' (con todos los derechos patrimoniales) a una sociedad colombiana, la cual le practicó retención en la fuente a título de impuesto de renta, sobre el respectivo pago. Esta sociedad extranjera está obligada a presentar declaración de renta por el año 2008?

Un software, como bien intangible o incorporal, bajo la definición que hace el Código Civil de tales bienes (artículo 653 del Código Civil), puede adquirirse a través de la compra de los derechos patrimoniales u obtenerse el licenciamiento del intangible (sin adquirir la propiedad del bien).
En el primer evento (compra de derechos patrimoniales), el comprador adquiere todos los derechos inherentes al software (intangible), pues el vendedor transfiere la propiedad de los derechos que tiene sobre tal bien. En el segundo caso (licenciamiento), no se transfiere la propiedad del bien, sino que se permite su uso y explotación, lo que incluye la posibilidad de reproducción, distribución y comercialización del intangible.
Ahora bien, si la adquisición del intangible al proveedor extranjero implica la compra de derechos patrimoniales, se está en presencia de un ingreso de fuente extranjera (artículo 24 del Estatuto Tributario) no sometido al impuesto sobre la renta y, por consiguiente, no sujeto a retención por dicho gravamen, siempre y cuando, el intangible no se encuentre en el país (Colombia) en el momento de su enajenación.
Si el intangible se encontrara en Colombia al momento de su enajenación, entonces estaríamos en presencia de una renta de fuente colombiana, sometida a retención en la fuente, por mandato del artículo 406 del Estatuto Tributario, el cual ordena que deberán retener a título de impuesto sobre la renta, quienes hagan pagos o abonos en cuenta por concepto de rentas sujetas a impuesto en Colombia, a favor de sociedades u otras entidades extranjeras sin domicilio en el país.
De acuerdo con lo señalado, en el caso que nos consulta, en el evento que el software (con todos los derechos patrimoniales) hubiera sido vendido en el exterior, la sociedad colombiana no estaba en la obligación de practicar la retención en la fuente y la sociedad extranjera no estaría obligada a presentar declaración del impuesto sobre la renta.
Ahora bien, si estamos en el supuesto en el cual el software fue vendido en Colombia, debemos precisar que de acuerdo con el artículo 592 del Estatuto Tributario, no están obligados a presentar declaración de renta las personas naturales o jurídicas, extranjeras, sin residencia o domicilio en el país, cuando la totalidad de sus ingresos hubieren estado sometidos a la retención en la fuente de que tratan los artículos 407 a 411 del Estatuto Tributario (Dividendos y participaciones, rentas de capital y trabajo, profesores extranjeros, explotación de películas cinematográficas, explotación de programas de computador). Como la enajenación del intangible no estaría sujeta a la retención por los conceptos antes mencionados, sino a la prevista para los "demás casos" (art. 415 del Estatuto Tributario) que corresponde al 14 por ciento, la entidad extranjera sí estará obligada a presentar declaración de renta en Colombia.

En qué casos las sociedades por acciones simplificadas (SAS) están obligadas a tener revisor fiscal?

Mediante la Ley 1258 de 2008 se creó la sociedad por acciones simplificada (SAS). La nueva normativa da mayor autonomía a los accionistas en relación con las disposiciones a ser aplicadas al ente societario.
Respecto de la obligación legal aplicable a las SAS, sobre la figura del revisor fiscal, la citada Ley dispuso que en caso de exigirse la obligación de contar con revisor fiscal, la persona que ocupe dicho cargo deberá ser contador público titulado con tarjeta profesional vigente.
Con la expedición del Decreto 2020 del 2 de junio de 2009, se aclaró que la ley a la que hace referencia la obligatoriedad de tener revisor fiscal en las sociedades por acciones, es la Ley 43 de 1990 y no el Código de Comercio, que ordena en su artículo 203 que las sociedades por acciones están obligadas a tener revisor fiscal.
Quiere decir lo anterior, que las SAS estarán obligadas a tener revisor fiscal cuando los activos brutos al 31 de diciembre del año inmediatamente anterior sean o excedan el equivalente de cinco mil salarios mínimos y/o cuyos ingresos brutos durante el año inmediatamente anterior sean o excedan al equivalente a tres mil salarios mínimos (artículo 13 de la Ley 43 de 1990).
No obstante lo anterior, es de mencionar que, teniendo en cuenta la naturaleza de las SAS, la cual permite que prime la voluntad de los accionistas, se podrá establecer la figura del revisor fiscal mediante los estatutos, aún sin que se lleguen a cumplir los topes previstos en la Ley 43 de 1990, para tal efecto.
 

Siga bajando para encontrar más contenido