Impulso de la economía sigue siendo minería y comercio

El PIB creció 5,2% en el segundo trimestre. Se destaca el aumento del 21 por ciento en la inversión.

Archivo Portafolio.co

Minería

Archivo Portafolio.co

POR:
septiembre 23 de 2011 - 01:31 a.m.
2011-09-23

 

Durante la primera mitad del año, en particular entre abril y junio, la explotación minera y el comercio (que incluye restaurantes y hoteles), fueron las actividades que impulsaron a la economía colombiana.

Según el Dane, en el segundo trimestre el crecimiento fue de 5,2 por ciento, de tal manera que el PIB acumula un aumento de 5 por ciento entre enero y junio.

En el primer caso, el combustible de la locomotora minera fue el petróleo y el gas natural, cuya variación anual fue del 19,4 por ciento, así como el carbón, en donde el aumento fue de apenas 0,6 por ciento.

En cambio, hubo una caída en los minerales no metálicos.

El comercio registró un aumento de 8,9 por ciento, dato que era esperado por los analistas gracias a la buena dinámica que traen las ventas minoristas en el año.

Justamente, el Dane informó que el consumo de los hogares aumentó 6,4 por ciento, gracias a la compra de bienes durables y semidurables.

Un componente que también tuvo un comportamiento destacado en el trimestre fue la inversión, con un crecimiento superior al 21 por ciento. El aumento vino por el lado del equipo de transporte, así como de la maquinaria.

Otra rama con buen desempeño fue transporte, almacenamiento y comunicaciones, que creció 7,1 por ciento, arrastrada al alza por el transporte por vía aérea y terrestre, así como por los servicios complementarios.

Sin embargo, los demás sectores tuvieron avances por debajo del promedio. Ese fue el caso de servicios sociales y agricultura, en donde el crecimiento fue de apenas 2,2 por ciento, frenado por la caída en el café.

Los sectores más lentos fueron la industria (lo cual se venía anticipando) y la construcción, la cual quedó casi en tablas porque las obras civiles cayeron, mientras que las edificaciones tuvieron buena dinámica.

Aunque los datos son positivos, la realidad es que la revisión de la cifra del primer trimestre (del 5,1 a 4,7 por ciento), sumada a la coyuntura externa, hacen que la economía se aleje del 5,5 - 6 por ciento de crecimiento que se estimaba para todo el 2011.

GOBIERNO MANTIENE LA META DE CRECIMIENTO

El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, confía en que la economía crecerá a más de 5 por ciento.

En momentos en que el Dane revelaba las cifras sobre el desempeño económico del país en el primer semestre, el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, se encontraba viajando a Washington con el fin de participar en las reuniones anuales de Gobernadores del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.

A su llegada a la capital estadounidense, el ministro habló en exclusiva con Portafolio.

¿Cómo evalúa los resultados de la economía en el segundo trimestre?

El dato es muy bueno, volvimos a crecer por encima del 5 por ciento, y no sólo sustentado en el sector minero: sectores como comercio, transporte y establecimientos financieros lo están haciendo por encima del 6 por ciento.

Es reconfortante que el sector financiero y el transporte estén a buen ritmo, pues sumados son casi una cuarta parte del PIB.

¿Qué falta?

Necesitamos que sectores como agricultura e industria despeguen también y para eso seguimos buscando fórmulas que lleven a estas actividades a tasas de crecimiento similares a la de los sectores que le mencioné al principio. Preocupa obras civiles, pero inquieta más que hay un consenso sobre que su medición trimestral es defectuosa.

No se compadece una caída de 8 por ciento con las obras urbanas y de infraestructura que se están adelantando.

¿Qué se puede esperar de la economía colombiana en medio de la situación externa?

El mensaje es que en medio de la turbulencia de la economía internacional, Colombia está creciendo bien, que queremos que este crecimiento sea cada vez más homogéneo entre los sectores y que seguimos buscando que la economía alcance esa “velocidad de crucero” que nos permita seguir creando puestos de trabajo sobre una base sólida y estable.

A la luz de la coyuntura internacional, ¿el Gobierno va a cambiar la meta de crecimiento?

No. Espero que cerremos el año cerca de 5,5 por ciento, aunque nuestra meta oficial del 5 por ciento para este y el próximo año se mantiene.

El tercer trimestre deberá ser alto, dado el bajo denominador de 2010, y el hecho de que estuvimos hasta ahora incontaminados por la crisis internacional.

Ante la eventual crisis en los países ricos, debemos actuar en conjunto y contrarrestar los canales de transmisión. Les he pedido a los empresarios y a los padres de familia que, en lo posible tengan colchones de caja disponibles, y cuiden su acceso al crédito.

¿Qué mensaje lleva a la reunión de Gobernadores del BM y el FMI?

Colombia ve con preocupación el rumbo de Europa, y la demora en producir reformas creíbles y de fondo en muchas economías avanzadas. El contexto está cambiando, y ya lo refleja el tipo de cambio.

Creo en la solidez y la confianza de la economía colombiana, y siento que la creencia es generalizada. Veremos cómo viene este desafío y cómo responder de manera conjunta para preservar el empleo y evitar que sufran los más pobres.

Siga bajando para encontrar más contenido