InBev completa compra de Anheuser-Busch y anuncia nacimiento del mayor grupo cervecero del mundo

El fabricante de cerveza belgo-brasileña divulgó el martes la conclusión de la operación de compra de su competidor norteamericano por un total US$52.000 millones.

POR:
noviembre 18 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-18

"Estamos felices de anunciar la conclusión de esta histórica transacción", indicó el presidente de InBev, Carlos Brito, citado en un comunicado difundido por el grupo belgo-brasileño.

"A partir de hoy, InBev ha cambiado su nombre por Anheuser-Busch InBev para reflejar la herencia y tradiciones de Anheuser-Busch", agrega el texto.

La unión de las dos cerveceras da luz a un nuevo grupo que representa una facturación anual de 36.000 millones de dólares y 460 millones de hectolitros de ventas, con marcas de gran éxito como Stella Artois, Beck's y Budweiser.

Mientras InBev era la mayor productora mundial, Anheuser-Busch (AB) era líder en término de facturación.

La fusión, que pone fin a cerca de 150 años de independencia de Anheuser-Busch, había provocado reacciones hostiles en el momento de la primera oferta de InBev en junio pasado.

Sin embargo, la familia fundadora no tenía muchos medios para oponerse a la oferta del grupo belgo-brasileño, ya que que sólo poseía un pequeño porcentaje del capital.

Por ello, el consejo de administración de Anheuser-Busch terminó por aceptar en julio una oferta mejorada, acompañada por el compromiso de InBev de conservar las 12 productoras norteamericanas del grupo.

Tras ser aprobada por los accionistas de ambas partes, la operación recibió el viernes la luz verde de las autoridades norteamericanas de competencia, aunque a cambio de ciertas condiciones que evitasen distorsiones en el mercado de E.U.

En ese marco, se exigió a InBev la venta de las actividades norteamericanas de Labatt, su filial canadiense, para mantener la libre competencia de varios mercados regionales en E.U. y alejar el riesgo de alzas de precios.

La crisis financiera había despertado dudas entre ciertos analistas sobre la capacidad de InBev para finalizar la operación en los plazos previstos, es decir, antes de fin de año.

Sin embargo, InBev pidió préstamos por un total de 45.000 millones de dólares en 19 bancos, precisó en octubre una portavoz del grupo, subrayando que el financiamiento se hizo ante "un grupo diversificado de bancos sólidos".  

Siga bajando para encontrar más contenido