Incapaz de escindir algunas unidades, GE las apuntala

Incapaz de escindir algunas unidades, GE las apuntala

POR:
julio 09 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-09

El año pasado, General Electric Co. dijo que quería dejar de producir electrodomésticos y bombillos (o focos). Ahora, el conglomerado industrial está invirtiendo justamente en esas áreas.

El mes pasado, GE anunció que añadirá 400 empleos para producir calentadores de agua en su división de electrodomésticos en Louisville, Kentucky. Igualmente, está actualizando los refrigeradores en su línea más exclusiva y abrirá un centro de capacitación y un salón de exhibición en Bruselas. En el sector de iluminación, GE está lanzando nuevos productos que usan diodos de emisión de luz, o LED (por sus siglas en inglés), e invirtiendo en la investigación de LED orgánicos, una tecnología de ahorro de energía prometedora.

El conglomerado estadounidense está entre muchas compañías que se han visto obligadas por la recesión a mantener negocios de los que preferirían deshacerse. Además de iluminación y electrodomésticos, GE también ha tratado sin éxito de vender sus unidades de tarjetas de crédito y de alquiler de locomotoras.

Qwest Communications International Inc. suspendió recientemente una subasta para su red de larga distancia, indicando que no había podido encontrar un comprador. En mayo, Cablevision Systems Corp. dio marcha atrás en sus planes de escindir la arena del Madison Square Garden en Nueva York y otros activos.

Warren Bennis, profesor de negocios de la Universidad del Sur de California, dice que dichos dilemas son raros en tiempos normales pero más comunes durante recesiones. Para complicar las cosas, añade, las empresas deben invertir en estas unidades poco deseadas, sólo con el fin de mantener su valor comercial para el futuro.

Jim Campbell, presidente ejecutivo del grupo de iluminación y electrodomésticos, dice que Jeffrey Immelt, el presidente ejecutivo de GE, le "ha dicho que dirija el negocio como si lo fuéramos a tener por mucho tiempo".

"Hemos seguido invirtiendo", agrega Campbell. "A pesar de las difíciles condiciones económicas, hemos mantenido estable nuestros gastos y seguimos lanzando nuevos productos cada trimestre". Immelt se negó a hacer comentarios.

En 2007, el grupo de iluminación y electrodomésticos reportó ingresos récord de US$12.700 millones y ganancias operativas de US$1.030 millones, lo que le significó el honor de ser una de las unidades de mejor desempeño al interior de GE.

Sin embargo, el año pasado, en medio de la explosión de la burbuja inmobiliaria, la recesión y una intensificación de la competencia, los ingresos cayeron 7,3% y las ganancias se desplomaron 65%.

En abril de 2008, Immelt le dijo a Campbell que GE planeaba vender su división de electrodomésticos. Cuando GE y los potenciales compradores no lograron llegar a un acuerdo, el conglomerado dijo en julio que escindiría la división. Pero el plan fue archivado debido a la recesión y a la restricción del crédito.
Campbell dice que debe invertir en nueva tecnología, incluso si GE no mantiene por mucho más tiempo la propiedad de su división.

Pero el conglomerado también está reduciendo costos a lo largo de la compañía, lo que ha llevado a Campbell a hacer malabares entre el gasto y el ahorro. Para ello ha tenido que cerrar varias fábricas y devolver a EE.UU. a algunos gerentes que estaban trabajando en otros países.

"En retrospectiva, creo que debimos haber iniciado la reducción de costos más radicales mucho antes", dice el ejecutivo. Ahora Campbell está reduciendo algunas líneas de productos al tiempo que está invirtiendo más en otras. GE se rehúsa a brindar datos específicos de inversión y reducción de costos.

El daño está hecho

Deane Dray, un alto subdirector en FBR Capital Markets en Nueva York, dice que la decisión de detener la venta y la escisión podría darles a los rivales de GE una mejor oportunidad de sonsacar a algunos de los 40.000 empleados de la unidad.

"Es perjudicial para todo el mundo", dice. "Tienen que gestionarlo como un negocio principal a pesar de que lo han declarado como algo periférico".

Ellis Yan, presidente ejecutivo de TCP Inc., un fabricante de bombillos cuya sede está cerca de la unidad de iluminación de GE, dice que en el último año ha contratado a varios ex ingenieros y científicos de GE.

Campbell insiste en que los empleados clave han permanecido a bordo.

La división de iluminación ha reducido paulatinamente sus operaciones de fabricación de focos incandescentes tradicionales, incluyendo el cierre de varias fábricas o la conversión de líneas en nuevos productos. La unidad proyecta US$150 millones en ingresos este año en las aplicaciones LED, un alza de 30% en comparación al año anterior. Los productos incluyen señales de tránsito, postes de luz en vías públicas, letreros para cadenas como Hilton Hotels Corp. y avisos iluminados en supermercados como Wal-Mart Stores Inc.

Campbell cree que aún existe la posibilidad de que GE decida mantener su división, pero dice que no puede especular.

"Al final, es decisión de Jeff (Immelt) y de la junta directiva", acota.

Siga bajando para encontrar más contenido