Incertidumbre sobre norma, paraliza inversiones mineras

Definir las condiciones en que se aplicaría una figura de ‘zonas de reservas especiales’, que permite al Estado asumir la discrecionalidad de reservar para sí un área de explotación minera, así como establecer con claridad cuándo es el momento en que una empresa debe hacer la solicitud para extracción en un área de reserva forestal, son dos temas que preocupan a las empresas del ramo instaladas en el país.

POR:
julio 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-05

Se trata de aspectos incluidos en el proyecto de ley que reforma el Código de Minas que actualmente hace curso en el Congreso y que para las compañías no está en línea con las garantías jurídicas ofrecidas por el Gobierno para mantener o ampliar las inversiones privadas en el país. El Código de Minas actual establece que los recursos del subsuelo en Colombia son del Estado, el cual los entrega a particulares mediante contratos de concesión para que puedan hacer la explotación económica de los minerales. Además, quien denuncie un área adquiere el derecho al título de la misma mediante la adjudicación del contrato, pero la reforma al Código incluye una figura con la cual el Estado tiene la potestad de decidir si se reserva para sí el derecho sobre esa área. “Lo que se entendería como zonas de reservas especiales, es un tema que genera inseguridad jurídica e inestabilidad”, explica el director Ejecutivo de la Cámara Colombiana de la Minería, Gerardo Cañas Jiménez. Así mismo, manifiesta que el artículo 34 de la reforma al Código requiere una aclaración normativa. INVERSIÓN PIDE PISTA Las inversiones de la actividad minera en el país, en el 2008 alcanzan cerca de 150 millones de dólares, sólo en exploración de las empresas afiliadas a la Cámara. Se calcula que para el 2009 podrían ascender a 200 millones de dólares. En la medida en que los actuales procesos de exploración vayan avanzando, empresas como Anglo Gold han dicho que están en condiciones de invertir, para extraer los 12,8 millones de onzas que podría haber sólo en la mina de la Colosa (ubicada en Cajamarca), cerca de 2.000 millones de dólares en lo que corresponde al equipo para el montaje y procesamiento del recurso.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido