India busca inversión para mejorar su infraestructura

Con menor disciplina y solidez financiera que China, el país va tras socios locales y extranjeros.

Finanzas
POR:
abril 13 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-13

Las mejoras de infraestructura han ayudado al rápido crecimiento económico del país más poblado del mundo, China. Y ahora, una vez más, resurge la esperanza de que el segundo país con más habitantes, India, siga el mismo camino. Para evitar un desencanto, India necesitará trabajar muy duro para conseguir el apoyo de los inversionistas locales y extranjeros, y cumplir antiguas promesas.

Para India, compararse con China, con sus extensas redes de nuevas autopistas, aeropuertos y conexiones de trenes de alta velocidad, es intimidante. India tiene unas finanzas gubernamentales menos sólidas y un gobierno democrático que carece de la disciplina autoritaria de Beijing. En China, el uso de tierras para construir carreteras o plantas eléctricas es fácil de conseguir; India es un caso muy diferente por las polémicas que surgen relacionadas con los derechos sobre las tierras.

En China, las compañías estatales han liderado el auge de la infraestructura, mientras que en India dependerá en gran parte del sector privado. Además, India, con regulaciones sobre inversiones de infraestructura confusas y poco favorables para los inversionistas, tiene un largo historial de decepciones.

Pero el gobierno del primer ministro Manmohan Singh considera prioritaria la inversión en infraestructura, especialmente la construcción de carreteras.

Kamal Nath, un político influyente y actual ministro de transporte terrestre, ha asumido la responsabilidad de la construcción de carreteras y autopistas, señal de la nueva importancia de su cargo. Su objetivo es construir 20 kilómetros de nuevas autopistas al día, y conseguir US$41.000 millones en inversiones del sector privado en los próximos tres o cuatro años para ayudar a financiar las construcciones.

El alto funcionario indio conoce la magnitud del problema. En una conferencia copatrocinada por The Wall Street Journal Asia el mes pasado en Nueva Delhi, Nath dijo que de los 70.000 kilómetros de carreteras en India, 16.000 "apenas son transitables", y añadió que 40% de las frutas y verduras del país se pudre antes de llegar al mercado debido a los retrasos causados por el mal estado de las vías.

Uno de los puntos fuertes de India es su activo mercado bursátil para recaudar fondos. Las compañías de infraestructura han obtenido unos US$6.300 millones desde principios de 2008 en la Bolsa de Bombay, según la firma Dealogic. Del total, la mayoría se ha destinado a proyectos en el sector eléctrico, si bien las compañías de transporte terrestre también han acudido al mercado. La más reciente, IL&FS Transportation Networks Ltd., recaudó US$138 millones en una oferta de acciones.

Conseguir el apoyo de los inversionistas institucionales, incluyendo los fondos de pensión extranjeros y las aseguradoras, no será fácil. Muchas son reacias a financiar directamente los llamados "proyectos verdes" (en la etapa de diseño) por temor a verse envueltas en disputas similares a las que hicieron fracasar inversiones como la de la planta eléctrica Dabhol de Enron Corp.

Valorada en US$2.900 millones, la planta cerró en junio de 2001 después de que la endeudada Maharashtra State Electricy Board suspendiera sus pagos, alegando que las tarifas eran demasiado altas. Posteriores intentos de reactivar el proyecto fracasaron. Y los inversionistas interesados en el sector de infraestructura de los países emergentes tienen otras opciones, entre ellas China.

Aun así, algunos inversionistas extranjeros han mostrado interés en este tipo de proyectos. El viernes pasado, GMR Energy Ltd., la división de energía de la compañía india GMR Infraestructure Ltd., dijo que la firma de inversión estatal Temasek Holdings Pte. Ltd., de Singapur, invertirá US$200 millones para financiar proyectos ya existentes. El mes pasado, un consorcio de inversionistas internacionales liderado por Morgan Stanley Partners acordó invertir US$425 millones en la compañía de energía india Asian Genco Pte. Ltd.

Nath ha estado recientemente en Hong Kong y Tokio para atraer el interés de otros grandes inversionistas, ofreciendo incentivos como una exención fiscal de 10 años o permitir que los grupos extranjeros participen al 100% en los proyectos. "La clave", indica, "son los términos, condiciones y valuaciones".