Indicadores líderes:

Las constantes correcciones a las cifras de desempeño industrial, por parte del Dane, han terminado por redefinir ‘el ciclo económico’ en Colombia, particularmente durante el período 2003-2005. Ante este escenario de ‘incertidumbre estadística’, los desarrollos recientes de Anif sobre un ‘ciclo de referencia’, relacionado con una batería de indicadores líderes, ha venido ganando importancia.(VER GRAFICOS)

POR:
mayo 08 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-08

Un indicador líder (o de ‘alerta anticipada’) es una variable cuyos rezagos presentan una fuerte correlación con el PIB. Para que resulte útil, su factor de liderazgo debe mantener cierta estabilidad en el tiempo. Por ejemplo, el número de reclamaciones de subsidio de desempleo constituye uno de los mejores indicadores líderes en los países desarrollados. Esto obedece a que un incremento en dichas reclamaciones permite anticipar una debilidad en la demanda agregada y, por lo tanto, un menor ritmo de actividad económica hacia el futuro inmediato. De forma similar, las licencias de construcción, la demanda de energía o el tamaño de la cartera crediticia se comportan como ‘buenos indicadores líderes’, aunque su intensidad predictiva varía de país a país. Esto se manifiesta en que un mismo indicador líder puede presentar distintos ‘rezagos óptimos’ en cada caso. Los organismos internacionales que se han destacado por este tipo de seguimientos estadísticos a la actividad productiva incluyen: Conference Board, ECRI, NBER y OECD. Todos ellos utilizan la metodología de ‘índices líderes compuestos’. ¿Qué es un índice líder compuesto? Es un indicador que se construye a partir de un grupo de indicadores de alerta anticipada que contienen un factor de liderazgo similar. Esta metodología tiene la ventaja (frente al seguimiento individual) de poder dirimir señales encontradas a nivel individual. Dicho en lenguaje sencillo: un índice líder compuesto permite avizorar el curso más probable que tomará ‘el estado de la economía’ en el futuro cercano. Las técnicas de construcción de estos índices dependen de la disponibilidad de las series y sus refinaciones estadísticas. El espíritu de los ejercicios, sin embargo, es el mismo: poder agrupar en una sola variable lo que ocurre con los principales indicadores líderes. El índice líder compuesto más famoso del mundo es el LEI, producido por la Conference Board, el cual pronostica el curso de la economía estadounidense. Anif ha construido su propio índice líder compuesto, al cual hemos denominado ALI: Anif Leading Index (gráfico 1 y 2). Su construcción se fundamenta en la propuesta metodológica de la Conference Board, con algunas modificaciones estadísticas para mejorar la potencia del pronóstico y reajustarlo a los parámetros de la economía colombiana. Los problemas de disponibilidad de datos y la necesidad de hacer un seguimiento al del PIB colombiano de forma ágil y anticipada a los siempre tardíos pronunciamientos oficiales, nos llevaron a calibrar un modelo de pronóstico de ‘corto plazo’, con una capacidad predictiva de tres meses hacia delante. El Anif Leading Index fue construido con base en doce indicadores líderes. Para la elección de éstos se aplicaron modernas técnicas estadísticas y econométricas mediante las cuales se pudiera garantizar el cumplimiento de condiciones óptimas sobre su comportamiento. Además de contener un alto poder predictivo, los indicadores líderes seleccionados debían capturar una amplia ‘memoria histórica’ que diera cuenta de los cambios institucionales del país en los últimos 25 años. Las variables seleccionadas integran el comportamiento del sector real-monetario y recogen gran parte de los sectores representativos de la economía: industria, construcción, financiero, externo, etc. A diferencia de la Conference Board, los indicadores líderes de ALI tienen ponderaciones variables de acuerdo al peso relativo de sus sectores dentro de la historia económica colombiana. En particular, cabe destacar que, a partir de 1990, los indicadores monetarios recibieron una mayor ponderación, en línea con la consolidación del esquema de ‘inflación objetivo’ iniciado en 1994-1995, pulido entre 1996-1999 y finalmente oficializado en octubre de 2000. ASPECTOS INTERPRETATIVOS Al ser un índice estandarizado (aproximado por componentes principales), ALI tiene una fecha-base específica y carece de cardinalidad. Por lo tanto, ideamos distintos criterios para analizar el comportamiento del PIB: análisis de niveles, de crecimientos y un índice de difusión (modificado). Con ellos se busca, en primera medida, aproximar el comportamiento anticipado de la tendencia de la actividad económica. Esto permite anunciar si se mantiene o no la senda vigente; si se prevé un punto de giro o de inflexión. Segundo, esto permite conocer cuál es el rango más factible de crecimiento para el trimestre que se anticipa y proveer un estimativo puntual, cuya confiabilidad fue del orden del 92 por ciento durante el 2005. Por último, esta metodología permite determinar el grado de aporte (cuantitativo-cualitativo) a la dinámica del PIB. LOS RESULTADOS Y EL FUTURO ALI se ‘estrenó’ pronosticando el segundo trimestre del año 2005 y desde allí ha venido guiándonos trimestralmente. A partir de enero del 2006, ALI provee información mensual (a nuestros suscriptores) sobre los posibles ‘giros’ en la actividad económica agregada a partir de los Indicadores Líderes de Anif, ya comentados. Los pronósticos generados por ALI (sobre la base de datos sin ajustes) exhiben una alta correlación con el comportamiento del PIB. Esto se manifiesta en un alto nivel de confianza estadística (del orden del 90 por ciento) en los pronósticos de ALI. Y es congruente con el hecho de que el índice líder de Anif muestra una correlación del orden del 0.965 con el PIB (adelantado un trimestre). En el caso del LEI (Leading Economics Index) del Conference Board dicha correlación con el PIB de los Estados Unidos es del orden del 0.79, lo cual ilustra las buenas condiciones estadísticas que exhibe ALI a la hora de pronosticar crecimientos futuros del PIB -real colombiano. Los organismos internacionales que se han destacado por este tipo de seguimientos estadísticos a la actividad productiva incluyen: ‘Conference Board’, ECRI, NBER y OECD. Todos ellos utilizan la metodología de ‘índices líderes compuestos’."Un indicador líder es una variable cuyos rezagos presentan una fuerte correlación con el PIB”.Sergio Clavijo, Jonathan Malagón y Rogelio A. Rodríguez, director e investigadores de Anif, respectivamenteEspecial para PORTAFOLIO

Siga bajando para encontrar más contenido