Indígenas Emberas de Risaralda dieron por terminados diálogos con funcionarios de la Gobernación

Aseguran que no les han cumplido con lo que les prometieron. El secretario de gobierno, Germán Darío Saldarriaga, dijo que no hay ninguna razón. "Nosotros estamos cumpliendo con lo que pactamos".

POR:
noviembre 06 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-06

El funcionario denunció que "desafortunadamente hay un tema de malos consejos. Un asesor indígena del Cauca influyó en la comunidad indígena del departamento, en especial en el director del Consejo Regional Indígena de Risaralda (Crir), Martín Siagama, para que se presentara la situación que se dio".

Agregó que luego de un receso en los diálogos, en los que participaban diversas entidades y los representantes de las comunidades, los voceros indígenas llegaron con un comunicado en el que anunciaban el retiro de la mesa.

Agregó que en diez años se han entregado unos 10.000 millones de pesos en aportes e inversión en diversos programas, de acuerdo con las transferencias y el Sistema General de Participación, y pidió que se investigue el destino que las autoridades indígenas han dado a esos recursos.

La población indígena estimada en Risaralda es de 22.000 personas, que habitan especialmente en Pueblo Rico, donde los emberas cerraron la vía al Chocó el pasado 16 y 17 de octubre; en Mistrató, Quinchía, Marsella, Belén de Umbría y Guática.

Según la población, 1.000 millones de pesos anuales equivalen a menos de 50.000 pesos por año para cada uno de ellos. Por familia son unos 200.000 anuales, que incluyen reparaciones de vivienda, salud y otros. Los aportes de la actual administración, hasta junio, sumaron 291 millones de pesos.

Siagama dijo que entre los acuerdos estaba la reubicación de 47 familias de Marsella que luego de tres años siguen en un terreno que era una cancha de fútbol y que no se ha cumplido. Agregó que participarán en la marcha a Bogotá convocada por las autoridades indígenas del país.

Siga bajando para encontrar más contenido