Indupalma resembrará sus áreas con palma aceitera

La compañía, con cultivos den el Magdalena Medio se está preparando para evitar la llegada hongo que ocasiona la PC o Pudrición de Cogollo.

Finanzas
POR:
abril 23 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-23

Por lo menos 15.000 millones de pesos invirtió la compañía Indupalma en el desarrollo de nuevas semillas de palma aceitera que tienen como fortalezas su resistencia al ataque del hongo que causa la llamada Pudrición de Cogollo (PC) y una mejor calidad de aceite en la extractora.

"Es más, por este tipo de materia prima los compradores internacionales pagan una prima o sobreprecio, similar al que se paga por el café", dijo Rubén Darío Lizarralde, gerente de Indupalma.

El empresario destacó que los nuevos desarrollos en semillas habrán de la empresa otra proveedora de este insumo, necesario ahora para resembrar la zona palmera del Magdalena Medio, declarada en emergencia sanitaria por la presencia del hongo que ocasiona la PC.

Precisamente, este mal ocasionó una debacle en al zona occidental del país (Tumaco), que obligó a erradicar y resembrar no menos de 35.000 hectáreas, cuyas pérdidas fueron valoradas en 360.000 millones de pesos y la pérdida de 20.000 empleos. En cuanto a las áreas de Indupalma, 10.500 hectáreas propias y 12.000 en manos de terceros, la empresa comenzó a reemplazar con sus variedades las palmas que llegaron a su máximo de edad productiva, mientras que iniciará la siembra de 1.500 hectáreas en el área rural de La Loma (Cesar).

Lo anterior quiere decir que se está preparando para contener una posible llegada del hongo a sus áreas de cultivo, en la zona rural del municipio de San Alberto (Cesar).

Por último Lizarralde consideró que son tres herramientas básicas que deben tenerse en cuenta a la hora de trazar planes de contingencia contra el hongo. "En primer lugar, usar variedades resistentes, hacer inversiones en mejorar los sistemas de drenaje de los lotes y, por último, una óptima fertilización de las palmas".

En el Magdalena Medio, la plaga está presente en los municipios de Barrancabermeja, Puerto Wilches, Sabana de Torres y San Vicente de Chucurí (Santander) y en Cantagallo y San Pablo (Bolívar), para los cuales se dictó una emergencia sanitaria.