La industria y el agro no ven caminos para su reactivación

Los gremios consideran que la recuperación de la producción será lenta y que se requiere del trabajo conjunto con el Gobierno. La Ministra de Comercio es optimista sobre el futuro industrial.

Según la Andi, una política industrial debe construir bastiones para la defensa comercial de Colombia.

Archivo

Según la Andi, una política industrial debe construir bastiones para la defensa comercial de Colombia.

Finanzas
POR:
abril 14 de 2015 - 11:18 a.m.
2015-04-14

Hay consenso en que la industria y el agro deben convertirse en nuevos motores de la economía aprovechando el alto precio del dólar. Sin embargo, no existe claridad sobre cómo hacerlo ni en cuánto tiempo se lograría este objetivo.

Ante este dilema, Portafolio les pidió a los gremios y al Gobierno una opinión sobre cuáles serían los puntos claves para la reactivación de ambos sectores, que figuran entre los más rezagados dentro del crecimiento económico nacional.

Está claro que el actual momento, atravesado por la crisis de precios del petróleo, no es el mejor para la economía colombiana.

Entonces, surge la pregunta: ¿si el líder del crecimiento no es el petróleo, quién? La respuesta es la industria, el agro y el turismo. Sin embargo, nadie sabe cómo hacerlo, o al menos no se ha manifestado.

En los últimos seis años la industria ha crecido apenas 0,6 por ciento, en promedio. El campo tampoco está respaldado por buenas cifras.

Un factor que les ayudará a estos renglones, según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, será el actual nivel de la tasa de cambio. El segundo motivo, radicará en la recuperación de la economía de Estados Unidos, primer socio comercial del país.

Para lograr que la industria se reactive, y que otros sectores sean protagonistas, el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, afirma que es necesario que el Gobierno, de la mano del sector privado, “construya una verdadera política que permita impulsar la industria, los servicios y el agro. Que no solo se dé un impulso real a las empresas nacionales, sino que se construya un bastión para la defensa comercial de Colombia”.

Mac Master cree que la industria crecerá en el 2015 a un ritmo similar al de la economía colombiana, es decir, entre el 3,6 y el 3,8 por ciento.

Bajo esta proyección, señaló el dirigente gremial, la industria “debería ir creciendo año tras año, para consolidarse como uno de los motores de la economía nacional”.

Sin embargo, para lograr este objetivo, Mac Master advirtió que los empresarios deben afrontar factores como una competencia internacional cada vez más agresiva. “Hay que contar con una fuerte política industrial, tener mayores herramientas para ser más competitivos”.

Por lo pronto, las cifras de desempeño económico de este año, que tiene hasta el momento el Banco de la República, sugieren que la desaceleración de la economía continúa. Y aunque la producción petrolera ha aumentado por encima de lo previsto –en medio de una depresión de los precios del crudo–, destaca un documento del Emisor, la producción de la industria “volvió a descender”.

Entretanto, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa, aseguró a Portafolio que por el lado de las exportaciones, la depreciación del peso es “una gran oportunidad para dinamizar los sectores industriales exportadores; en particular, las ventas externas no minero–energéticas”.

Álvarez–Correa contó que en la industria ya se reportan empresas que tienen “planes de expansión de sus exportaciones en sectores como vidrio, plásticos, metalmecánica, medicamentos, farmacéuticos y muebles”. Agregó que el turismo también se está beneficiando de la coyuntura cambiaria.

“Somos aliados de la industria para ayudarla a eliminar cuellos de botella que impiden que sea más productiva. Trabajamos en la agenda de reducción del costo-país”, dijo la Ministra, quien estima que el sector crecerá 4 por ciento. Reiteró que los empresarios deben aumentar su productividad, y destinar más inversiones a ciencia, tecnología e innovación para “diversificar y sofisticar su producción”.

UN AGRO COMPLICADO

Pese a que el ministro Cárdenas ha insistido en que el agro y sus exportaciones deben ser protagonistas del crecimiento, desde la orilla de los representantes gremiales la visión es contraria.

Rafael Mejía López, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), advirtió que “la situación económica mundial ni la colombiana son las mejores para hablar de reactivación del sector agropecuario colombiano, pues las expectativas de crecimiento son más bajas de lo esperado”.

Mejía aseguró que el campo necesita para su reactivación una política agraria de Estado, la cual está comenzando a trazarse. “Este punto debe estar soportado en el diseño de instrumentos fiscales y tributarios, de la mano con una seguridad jurídica para la tenencia y explotación de las tierras”.

Una razón que puede llevar a reactivar la producción agropecuaria, concluyó, radica en que el sector puede aprovechar los altos precios de los productos importados, los cuales pueden sustituirse por producción nacional.

Héctor Sandoval D.

Juan C. Domínguez