‘Como la industria, el comercio también merece estímulos’

Guillermo Botero, presidente de Fenalco, dice que no ve por qué se suspende la sobretasa de la energía a las empresas industriales y no se hace lo mismo para el comercio. Preocupa intención de aumentar el IVA del 16 al 18 %.

‘Como la industria, el comercio también merece estímulos’

Archivo Portafolio

‘Como la industria, el comercio también merece estímulos’

Finanzas
POR:
septiembre 09 de 2015 - 01:23 a.m.
2015-09-09

Los comerciantes reclaman estímulos y políticas públicas que beneficien al sector, como los ha tenido la industria.

Ese será uno de los planteamientos que hará este miércoles en Cartagena el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Botero, al instalar el Congreso Nacional del gremio que celebra 70 años de fundado.

Hasta el momento está confirmada la asistencia del presidente Juan Manuel Santos a la instalación.

Igualmente, expresa que en materia tributaria preocupa la intención de gravar los dividendos y aumentar al 18% la tarifa general del IVA.

¿Cuál es el mensaje que lleva al sector?

Estamos de celebración. Cumplimos 70 años y hacemos un recorrido sobre el papel decisivo de Fenalco a la economía colombiana. Dentro de eso, presentamos una discusión sobre la política industrial. Los industriales cuando se han olvidado del comercio han fracasado. Por el contrario, cuando la industria oye los consejos de nuestro sector han innovado, han sacado productos novedosos y grandes ideas.

¿Pero a estas alturas no son armónicas las relaciones comercio- industria?

Son armónicas. Lo que digo es que hay que considerar al comercio. No es un tema de armonía con la industria y no se puede interpretar así. Es un tema de políticas públicas. Hay que apoyar lo que sigue después de la industria. Y hoy, para lo que sigue después de la industria no hay estímulos y eso es lo que nosotros reclamamos.

¿Qué tipo de estímulos necesita el comercio?

Yo no veo por qué no tenemos lo que les dan a los demás. Aquí hay Pipe y Pipe 2.0. Aquí no existe mención sobre el comercio.

Yo no sé si les parece que como, por ejemplo, en el trimestre pasado nuestro sector fue el mayor jalonador de la economía con un crecimiento de 5 por ciento, entonces deciden dejarlo ahí porque se defiende solo. Pero haríamos muchísimo más. Como somos los mayores empleadores del país con más de 6 millones de puestos de trabajo, entonces dicen que no nos preocupemos mucho por eso.

¿Pero, en concreto, qué requerirían?

He cuestionado por qué se suspende la sobretasa de energía a la industria y no se le suspende al comercio si hay empresas que consumen mucho más energía de los industriales. Por qué vivimos llenos de reglamentos técnicos, por qué vemos que piden a gritos el cierre de la economía, por qué hay aranceles específicos al calzado. Eso es lo que estamos viendo y eso no es nada diferente a la protección de la industria.

Los industriales creen que les falta apoyo

Llevan 50 años protegiéndolos, ya están grandecitos.

¿Qué otros temas les preocupa?

El tema tributario sin lugar a dudas, y no podemos pasar por alto la situación de Venezuela, ofreciendo todo el apoyo al presidente Santos. Creemos que ha actuado correctamente. Claro que nos preguntamos si conviene que Venezuela siga como país garante en el proceso de paz.

¿Cuáles son las observaciones en materia tributaria?

Hay dos aspectos que nos generan preocupación. El primero tiene que ver con el impuesto a los dividendos. Sería un golpe para el empresariado teniendo en cuenta que socios y accionistas van a pedir que les entreguen todo a lo que tengan derecho, antes de la vigencia de la ley el reembolso de las sumas que hacen parte de las reservas. Esto descapitalizaría mucho más que el impuesto a la riqueza.

Y el comercio ve con preocupación la insinuación de que la tarifa general del IVA se aumente al 18 por ciento.

El problema radica en que una decisión de esa naturaleza fomenta la informalidad. Aquí lo que pasa es que hay que gravar más productos para hacer uso del IVA descontable, por ejemplo. Hay que hacer una revisión.

¿Qué aporta el comercio a la economía?

En 70 años nos volvimos el mayor generador de empleo. Hoy somos 6 millones, de 21 que están empleados del comercio.

Eso es el 27 por ciento y eso es 1 de cada 3 en las 13 principales ciudades.

En este momento somos el 12 por ciento del PIB y venimos empujando hacia arriba. Somos los grandes generadores de impuestos, especialmente de IVA. En este país no se puede pensar nada sin el comercio. El desarrollo de centros comerciales es importante. Se inaugura uno cada 23 días, pero eso puede pasar a uno cada 20 días.

¿Cómo enfrenta el comercio el escenario de importaciones caras?

Este es un tema agudo. Falta superar un obstáculo grande que es un eventual incremento de las tasas de interés en Estados Unidos. En esta perspectiva, un incremento superior al 65 por ciento en la devaluación en el último año no deja de ser preocupante. Los precios se elevarán en, a lo menos, un 30 por ciento.

Hay dos amortiguadores: la labor de negociación que han hecho los importadores con los exportadores en el exterior. Les alertan del peligro de perder negocios y eso ha hecho que tengan que hacer sacrificios temporales para no perder mercado. Eso cubre electrodomésticos, carros, material electrónico y licores, por ejemplo. El otro tema es que han tenido que reducir sus márgenes para mantener su capital de trabajo. Eso ha permitido reducir el impacto.

¿Eso resentirá el consumo?

Eso es lo que se está viendo. Por eso las ventas al detal, sin combustibles y sin vehículos, no están creciendo al 7,5 por ciento como hace un año, sino al tres por ciento. Pese a una contracción podemos seguir siendo el primer sector de la economía.

¿El comercio se suma a la ola de comprar colombiano?

Todos los productos tienen un alto componente importado. El material nacional también tiene un alto componente de productos comprados afuera.

Constanza Gómez G.
Economía y Negocios