‘La industria merece capítulo aparte en Plan de Desarrollo’

El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi, Bruce Mac Master, habló con Portafolio sobre las perspectivas del sector y de la economía, temas que centrarán la atención de los asistentes a la Asamblea del gremio que delibera esta semana en Medellín.

Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi.

Mauricio Moreno/Portafolio.co

Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi.

Finanzas
POR:
agosto 10 de 2014 - 10:14 p.m.
2014-08-10

Los industriales reclaman una mayor atención a su problemática, y para ello creen que es necesario que en el Plan de Desarrollo del segundo mandato del Gobierno Santos el sector tenga un capítulo especial.

Eso, de la mano de un nuevo Ministerio de Industria que, al más alto nivel, trabaje por la competitividad.

Así lo plantea el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi, Bruce Mac Master, al analizar las perspectivas del sector y de la economía, temas que centrarán la atención de los asistentes a la Asamblea del gremio que delibera esta semana en Medellín, en el marco de los 70 años de fundado.

El dirigente, que preside la primera cumbre de la Andi tras ocho meses en el cargo, también propone que en el tema tributario se analicen fórmulas para garantizar equidad. Sostiene que las grandes empresas y la clase media son las que tienen las mayores cargas impositivas.

¿Cómo llega el gremio a esta asamblea, la primera bajo su presidencia?

Desde que llegué me propuse con los afiliados establecer un diálogo para hacer un direccionamiento estratégico. Fijamos una meta y es que tenemos que contribuir a que Colombia sea el país más competitivo de América Latina en el 2020.

¿Qué necesita la industria para ser competitiva?

Mil cosas. Algunas obvias, pero vale la pena decirlo. Colombia tiene un sistema de trámites increíblemente costoso. Por ejemplo, la cantidad de reportes de las empresas al Estado es absurda y costosa. En logística, el país no sabe que de los 365 días que tiene el año, cerca de 87 no se puede transitar con las cargas por las carreteras colombianas porque hay restricciones de movilidad de las carreteras. Eso significa que el empresariado tiene un 25 por ciento más de los inventarios que debería tener. Y eso cuesta billones de pesos.

El otro tema es el contrabando, un problema grave de competencia desleal. Colombia necesita perder la vergüenza cuando hay que reclamar por prácticas desleales de comercio internacional. Necesitamos mecanismo ágiles para reaccionar, antes de que los empresarios locales se quiebren.

No queremos proteccionismo, no queremos ventajas especiales, ni subsidios. Pedimos oportunidades de competir en los mercados de forma transparente, libre, para beneficio del consumidor.

¿Qué tan cerca ve la creación de ese Ministerio de Industria?

El presidente alcanzó a anunciar en campaña que se podría convertir el Ministerio de Comercio en el de Industria. No es tan lógico que la política de Industria esté subordinada en el Ministerio de Comercio Exterior, con un viceministerio de desarrollo empresarial. Lo que creemos es que la política de comercio exterior debe ser una estrategia para desarrollar la industria. Queremos tener un organismo rector de altísimo nivel que pueda hablar de ‘tú a tú’ con los demás ministros, en los temas que le preocupan a los industriales y que trabaje para que en el Plan de Desarrollo haya un capítulo especial para el sector.

¿Capítulo especial para la industria?

Yo lo llamaría Política industrial y desarrollo de la competitividad del país. Ese debería ser un capítulo fuerte, transversal, que ponga tareas a las diferentes instancias del Estado. Esa es una discusión que superaron otros sectores, hay un Ministerio de Vivienda, por ejemplo.

Después, cuando la industria no crece a la velocidad que va el resto de la economía, la gente sí llama la atención.

¿Qué piensa de la discusión que viene en política tributaria?

Vienen varias discusiones. Por un lado, qué va a pasar con el 4 x mil, qué va a pasar con el impuesto al patrimonio que se creó en condiciones excepcionales para objetivos muy particulares.

Está la discusión de si Colombia paga o no paga suficientes impuestos, y quién paga los impuestos en el país.

Es claro que en Colombia los impuestos son inequitativos. Los paga la clase media y la gran industria. La tasa de tributación en Colombia es cerca del 14 por ciento del Producto Interno Bruto, PIB, pero en una empresa grande la tasa está entre el 45 y el 60 por ciento de sus utilidades. Hay una cantidad de empresas y de personas en la informalidad y no pagan impuestos. Así que buscamos que haya algo nuevo. Uno debería pensar en la construcción de un Índice de Equidad Tributaria que defina cuánta gente está pagando, cuánta gente está recibiendo, cuánta gente se beneficia de lo que el Estado logra recaudar. De manera que hay que hacer un esfuerzo para que muchas más empresas pequeñas y medianas, algunas grandes, también paguen impuestos a la par de aquellos que lo hacen históricamente.

¿Se debe mantener el impuesto al patrimonio para financiar el posconflicto?

Estamos esperando la conversación con el Ministro de Hacienda respecto a una propuesta de reforma tributaria y estamos dispuestos a ver todo con el mayor espectro de responsabilidad. Queremos también aprovechar para que se solucionen algunas distorsiones. Por ejemplo, la disminución al IVA a los bienes de capital, un tema en el que hemos venido insistiendo.

¿CÓMO VE LA COYUNTURA ECONÓMICA?

La economía desde el punto de vista macro está bien. Pero hay temas en los que hay que tener cuidado. Primero, la industria no está creciendo a las velocidades de la economía. Segundo, Colombia tiene en este momento una balanza comercial negativa. Probablemente la industria no es lo suficientemente competitiva y las exportaciones tampoco y hay que solucionar los cuellos de botella.

Constanza Gómez G.