Industria del turismo, atrapada entre la crisis económica y la nueva gripa

Tal situación ha frenado los viajes en todo el mundo y genera inquietud entre los participantes de la Conferencia Mundial de Turismo que comenzó el viernes en Brasil.

POR:
mayo 15 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-15

El turismo internacional podría sufrir un frenazo brutal en caso de pandemia de gripe porcina, con un descenso del número de viajeros internacionales que podría alcanzar "hasta 60 por ciento", dijo el economista John Walker.    

"La probabilidad de una pandemia es relativamente baja actualmente, pero la gripe porcina podría resurgir de forma más fuerte durante el próximo invierno" boreal, explicó Walker, dirigente del estudio inglés Oxford Economics, el día de la apertura de  la conferencia, organizada por primera vez en América Latina por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC).    

En medio de la crisis económica, en los dos primeros meses del año, la caída del número de viajeros en el mundo se aceleró a 7,7 por ciento con respecto a igual período de 2008, de acuerdo con la Organización Mundial de Turismo (OMT). La cifra es superior a  las previsiones del organismo, que esperaba un retroceso de 2 por ciento en 2009.    

"Si terminamos el año con una baja de menos de 5 por ciento, podríamos pensar que no resistimos muy mal", dijo Geoffrey Lipman, subsecretario general de la OMT.    

Según él, en el actual contexto, es difícil distinguir entre un turista que renuncia a un viaje "porque tenía miedo de la gripe" y otro que lo hace "porque no podía pagar su casa".    

México, sin embargo, es golpeado de lleno por los efectos del virus H1N1 conocido inicialmente como gripe porcina: algunos hoteles de la célebre Cancún, abandonados por sus clientes, ofrecieron hasta vacaciones gratuitas por tres años a los turistas  si se contagian de la enfermedad.    

"Parece ser por el momento una epidemia relativamente benigna, no hay una propagación muy violenta como con el SRAS" en 2003, comentó Jean-Claude Baumgarten, presidente del WTTC. El dirigente prefiere mantenerse "prudente" ya que la "psicosis"  generada por el virus constituye un freno a los viajes.    

"Algunos turistas habituados a Cancún van a Salvador de Bahía, en la costa atlántica de Brasil", dijo Gisela Mendonça, directora de comunicación de Embratur, la empresa estatal de promoción turística del país.    

América Latina, al igual que Africa, se mantuvo hasta ahora al margen de los efectos de la crisis sobre el turismo, con tasas de crecimiento entre 3  por ciento y 5 por ciento en enero y febrero de acuerdo a la OMT.    

Al inaugurar la cumbre en Florianópolis (sur), el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva invitó a los líderes del sector a invertir en Brasil.    

Pero la prudencia reina: las transacciones financieras "están casi paradas, todo el mundo espera que la crisis pase", se lamentó un banquero especializado en las fusiones y adquisiciones en el sector, quien pidió el anonimato.

Siga bajando para encontrar más contenido