Industriales plantean la política que necesitan

Costos de energía, en las prioridades. Mincomercio explica que más énfasis en política industrial no significa que en el futuro no se negocien nuevos TLC.

El anuncio del gobierno no significa que se vaya a dejar de negociar más TLC.

Rodrigo Sepúlveda

El anuncio del gobierno no significa que se vaya a dejar de negociar más TLC.

POR:
julio 19 de 2013 - 03:05 a.m.
2013-07-19

El ánimo de muchos empresarios mejoró ayer cuando se enteraron por este medio que el Gobierno había decidido hacer más énfasis en el fortalecimiento de la industria que en los tratados de libre comercio (TLC).

Incluso, no faltó quien creyera que no se negociarían más acuerdos comerciales, ante lo cual, el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, explica: “no es que estén cerradas nuevas negociaciones, eso sería un mensaje demasiado extremo, porque estamos hablando del cuatrienio (del presidente Juan Manuel Santos) y de que la mayoría de las metas trazadas en el 2010 se han venido cumpliendo”.

Dentro de un año, dice el ministro, vendrá un nuevo gobierno que tiene que fijar sus propias metas, por lo tanto, no se descartan nuevas negociaciones comerciales.

Ante el anuncio hecho por el Gobierno de que ahora se enfocará en la política industrial, dirigentes del sector, como Guillermo Rodríguez, director del Grupo Proindustria, esperan que se avance en impuestos, energía más barata, condiciones laborales más fáciles, vías de comunicación, trámites reducidos y expeditos, créditos o investigación y desarrollo patrocinado por el Estado.

En todos esos puntos tienen ventaja los países que compiten con Colombia, lo que hace que la industria nacional no sea competitiva, advierte el director de Proindustria, que reúne empresarios productores de autopartes y electrodomésticos, entre otros, que se opuso al acuerdo con Corea.

Por su parte, Camilo Llinás, presidente de Acolfa (gremio de autopartes), reclama el fortalecimiento de los instrumentos de defensa del consumidor, cuya seguridad y otros derechos pueden ser afectados por el mayor flujo de mercancías que traen los tratados, y de establecer nuevas estrategias y nuevos recursos para la promoción de las exportaciones del sector.

Entre tanto, Rodríguez dice que es necesario hacer una pausa en el avance actual de los tratados. Se trata, dice, de “demorar un poco la aplicación de los tratados que están pendientes; por ejemplo, los que están en el Congreso perfectamente se pueden desacelerar, esperar y empezar a prepararnos para poder competir afuera y con los de afuera”.

Por lo pronto, el ministro de Comercio indicó que llevarán al Congreso los TLC con Panamá, Costa Rica e Israel, seguirá el debate con el de Corea, terminarán las negociaciones en la Alianza del Pacífico y Japón, y comenzará este año la aplicación del TLC con la Unión Europea.

La misma petición de Rodríguez, de pausa en los acuerdos, la ha venido haciendo el presidente de Acolfa, pues considera que la industria se está viniendo a menos por la competencia extranjera, con pérdida de empleo calificado.

COORDINACIÓN

El presidente de Acolfa, Camilo Llinás, dice que para asegurar el éxito del programa de transformación productiva que lidera el Ministerio de Comercio es indispensable que en el Estado se trabaje de manera articulada, pues hay asuntos que competen a otras entidades como los ministerios de Hacienda, Transporte, Ambiente y Minas, e, incluso de las esferas locales, que influyen de manera determinante en el comportamiento del sector.

Siga bajando para encontrar más contenido