La inflación acecha a México

El fútbol es un deporte que atrae multitudes en América Latina, y en México no es la excepción. Sin embargo, sucede lo mismo en la economía que en este deporte, el cual practican miles de mexicanos. Cuando juega la Selección Nacional, siempre nos quedamos en ‘el ya merito’, es decir, ya merito califica, ya merito pasa a finales, ya merito gana el campeonato.

POR:
septiembre 22 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-22

En la economía mexicana se tienen varios años con este ‘ya merito’, porque a pesar de que se han realizado diversos cambios y ajustes en las políticas macroeconómicas, por uno u otro factor no se alcanza el crecimiento esperado. Durante el Gobierno del presidente Vicente Fox, en un histórico cambio de poderes, donde finalmente el Partido Revolucionario Institucional (PRI) dominante por 70 años, no alcanzó la presidencia, la economía no tuvo el empuje que esperaban millones de mexicanos que pensaron que con el cambio político también se daría una mejora económica significativa. El pretexto, durante el sexenio de Vicente Fox, fue la turbulencia económica internacional que afectó al crecimiento de México impidiendo cumplir con las metas programadas. Ahora, con el Gobierno de Felipe Calderón, que dio continuidad al Partido Acción Nacional (PAN) en la presidencia de México, las cosas no son tan diferentes. Promesas de campaña donde se promulgó como el ‘presidente del empleo’ han quedado rebasadas por la situación económica actual, aunque el ingrediente se repite, y se culpa a los factores externos por la debilidad económica en Estados Unidos y el resto del mundo. Así, que la frase se repite ‘ya merito’ alcanzamos el crecimiento que requiere el país, solo que la situación económica mundial se convirtió en un fuerte obstáculo para lograrlo. Sin embargo, ese ‘ya merito’, puede convertirse en ‘finalmente se logró’, aunque sin duda no será en este año. En lo que va del 2008, el ánimo entre las empresas ha venido empeorando y consideran que la situación económica en el país no mejorará en los próximos meses. Cada mes, el Banco de México (Banco Central) realiza una encuesta entre analistas del sector privado. El resultado en la encuesta correspondiente a julio de este año marca una clara tendencia hacia el pesimismo en el ambiente para hacer negocios. Según el último dato, más de 80 por ciento de las respuestas entre analistas considera que la economía empeorará en los siguientes meses. La razón de este pesimismo tiene mucho que ver con la situación internacional, principalmente por la debilidad de la economía estadounidense. Sin embargo, también se consideran factores internos, entre los cuales destaca la inflación, que es el terror de todas las economías, por el impacto que tiene entre la población de menores ingresos. El tema de la inflación para México ha sido muy relevante en la definición de las políticas económicas. Después de la crisis de 1994, el Banco de México, junto con la Secretaría de Hacienda, lograron reducir el nivel de inflación en el país y regresar a cifras de un dígito. La estabilidad en precios provocó que la clase trabajadora volviera a tener aspiraciones en su nivel de vida, que se planeara con una visión de más largo plazo y atreverse a buscar un crédito para la compra de bienes como auto o casa. Sin embargo, el fantasma de la inflación regresó este año a la economía mexicana y se espera, tanto por el Banco de México, como por los especialistas del sector privado que la inflación llegue a 6 por ciento al cierre de este año. REACCIÓN EN CADENA El banco central ha tenido que apretar en su política monetaria con incrementos en las tasas de interés para evitar que los precios salgan de control. Desde luego, el impacto por estas decisiones ha sido un incremento en el costo del financiamiento con aumentos en las tasas de interés de tarjetas de crédito y otros créditos de corto plazo. Ahora, la población es más cautelosa para utilizar el dinero plástico, no quiere regresar a lo que vivió en la década de los 90 con la crisis financiera de 1994 donde sus deudas eran prácticamente impagables. Pero también los bancos aprendieron la lección y tienen un mayor control en el otorgamiento del crédito, sin embargo quienes no tienen un escenario positivo son los supermercados y tiendas por departamentos, quienes ven cada mes una caída en el consumo de sus clientes. Apenas hace unos días, Luis Peña, director general del banco Hsbc en México, admitió que hay algunos sectores de la economía mexicana que enfrentan problemas de sobreendeudamiento y anticipó que continuará en este año la reducción en las líneas de crédito y se limitará la aprobación de tarjetas, decisión que ya tiene números. A julio de este año, y de acuerdo con estadísticas de agregados monetarios del Banco de México, el crédito al consumo reportó una caída de 13,3 por ciento, que fue la mayor contracción desde 1997, tendencia que continuará según las previsiones de la misma Asociación de Bancos de México. Desde luego, los menos satisfechos con esta tendencia son las tiendas departamentales y de autoservicio las cuales ven en cada mes menos ingresos, incluso sus expectativas para el cierre de año en cuanto al consumo es de una caída superior a 8 por ciento. Para muchos, este escenario debería significar un aviso para evitar un mayor deterioro de la economía en los próximos años, pero parece que no lo ve así la clase política de México. Actualmente se encuentra en discusión la reforma energética que envió el presiente Felipe Calderón, aunque a pesar de los foros abiertos a la sociedad para analizarla y proponer alternativas no se ha tenido gran avance. No obstante, hay algo que llama la atención, y es que se ha logrado evitar una caída en el Producto Interno Bruto (PIB), así como una corrida de capitales. Sin duda se han dado avances muy importantes en el campo económico que se reflejan en la estabilidad de algunas variables financieras. Hace unos años, una crisis económica como la que viven Estados Unidos y Europa habría sido suficiente para que México tuviera una fuerte contracción en su sector productivo. Ahora, el país sigue creciendo, aunque con un ritmo moderado. Tan sólo en el segundo trimestre de este año, el Producto Interno Bruto (PIB) aumentó 2,8 por ciento, gracias al dinamismo en sectores como el de telecomunicaciones. También el tipo de cambio dejó de ser un factor de especulación y preocupación para la población. En julio, la cotización del peso frente al dólar llegó a niveles cercanos a los 10 pesos, cuando a principios de año, analistas estimaban que podría ubicarse para ese período más cerca de los 11 pesos por billete verde. LUZ AL FINAL DEL TÚNEL Esta estabilidad en las principales variables macroeconómicas podrían hacer la diferencia entre ‘el ya merito’ y ‘finalmente se logró’, porque el consenso entre los analistas económicos es que la volatilidad mundial vaya disminuyendo en el 2009, lo que podría aprovechar México con las bases más sólidas que se han venido construyendo para alcanzar crecimientos, a partir del 2010, superiores a 4 por ciento como lo anticipa la misma Secretaría de Hacienda. El reto ahora, es no romper estas bases, y que representa un gran reto para el Banco de México, por el combate a la inflación y también para la clase trabajadora que ve una mayor disminución del poder adquisitivo. También el reto es para la clase política del país en aprobar verdaderos cambios que impulsen a México al nivel de desarrollo que requiere y dejar de ser un obstáculo al desarrollo económico como se ha presentado año con año. Así, que lo que se espera, después de brincar el gran obstáculo internacional, es que efectivamente se pueda iniciar una nueva etapa de crecimiento para México, y superar el reto de creación de empleos formales, disminuir los niveles de pobreza, mejorar la educación, y las condiciones de infraestructura y seguridad para el sector productivo nacional y de inversión extranjera. '' El reto para la clase política es aprobar verdaderos cambios que impulsen a México al nivel de desarrollo que requiere y dejar de ser un obstáculo para el desarrollo económico como lo ha venido siendo”. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido