Inflación en agosto sería superior a 0,2 %

El grupo de alimentos presentará presiones al alza. El Dane revelará el dato hoy a las 12 del día.

El ajuste al alza en las proyecciones climáticas sugiere que el fenómeno de ‘El Niño’ podría tener una incidencia mayor en los p

Archivo particular

El ajuste al alza en las proyecciones climáticas sugiere que el fenómeno de ‘El Niño’ podría tener una incidencia mayor en los p

Finanzas
POR:
septiembre 05 de 2015 - 01:01 a.m.
2015-09-05

En julio la inflación sorprendió al alza con una variación de 0,19 % frente a 0,10 % del consenso del mercado. Más allá de la sorpresa del dato mensual, el trasfondo de la publicación confirmó que los riesgos que pesan sobre la inflación se han acentuado.

Los resultados de julio confirman dos de los riesgos que están pesando sobre la inflación: la devaluación y la indexación.

Al mismo tiempo, el ajuste al alza en las proyecciones climáticas sugiere que el fenómeno de ‘El Niño’ podría tener una incidencia mayor en los precios.

En los próximos meses será determinante si la afectación climática se mantiene débil, o si por el contrario se declara un episodio fuerte, en cuyo caso la inflación de alimentos podría acelerarse de manera importante a finales del año, pero sobre todo a comienzos de 2016.

Dado que los tres principales riesgos alcistas para la inflación se han acentuado y que ahora las expectativas pueden estar amenazadas, los analistas han revisado al alza su proyección de inflación, probablemente por encima del techo del rango meta (2,0 % - 4,0 %).

Portafolio.co consultó a varios expertos económicos para anticiparse a los pronósticos de una parte del mercado alrededor de la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) durante agosto. Así están las estimaciones.

SE SEGUIRÁ SINTIENDO LA PRESIÓN DE LOS ALIMENTOS

Alexander Riveros, economista de Investigaciones Económicas de Bancolombia estima que en el octavo mes del año, los precios al consumidor registrarán un alza de 0,22 % frente al mes anterior y de 4,47 % en comparación con agosto de 2014.

“Este hecho se explicaría principalmente por alzas en los bienes transables y los alimentos, como resultado de la depreciación cambiaria reciente. En este sentido, esperamos que la variación anual de estos dos grupos alcance un nivel de 5,18 % y 5,41 %, respectivamente, en tanto que los no transables  se ubicarían en 3,92 % y los regulados en 2,89 %.”, explicó Riveros.

Las estimaciones de Citibank apuntan a que la inflación será de 0,20 % en términos mensuales, lo cual llevaría a tener un incremento de precios anual de 4,45 %.

Para Esteban Tamayo, economista del Citibank para el área andina, hay dos factores que impactan a los precios.

En primer lugar, la inflación de bienes sin alimentos ha estado incrementándose debido a la transmisión de la tasa de cambio a los precios de bienes importados.

Por otra parte, los precios de los bienes locales aumentan a medida que los consumidores aumentan la demanda por bienes locales.

“Los precios de los bienes regulados también han subido de manera importante. Desde Citibank, hemos argumentado que la inflación sin alimentos es persistente. No esperamos que este componente caiga en el corto plazo”, agregó Tamayo.

En segundo lugar, el fenómeno de ‘El Niño’ seguirá limitando la oferta de ciertos alimentos.

Ángela González le comentó a Portafolio.co que los cálculos de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá indican que la inflación mensual será de 0,22 %, mientras que la anual se situará sobre 4,47 %.

Los cálculos de Corficolombiana y BBVA coinciden y muestran que la inflación mes a mes será de 0,27 %, mientras que la anual registrará una cifra de 4,53 %.

Fabián García, economista de BBVA, mantiene las estimaciones anteriores: “Tuvimos un alza importante de precios de alimentos a principios de año, lo que subió rápidamente la inflación; otro efecto importante ha sido la devaluación de la tasa de cambio que se ha transmitido a los precios de algunos productos transables como los vehículos, los electrodomésticos, las medicinas, entre otros”.

Cabe señalar que no todos los bienes y servicios han aumentado al mismo ritmo. Por ejemplo, los combustibles registran caídas en términos anuales de 5,5 % a julio, mientras que el vestuario computa una tasa de crecimiento positiva por debajo de 2 por ciento.

UNA RELACIÓN NO TAN CÓMODA

Para el cierre del año, Alexander Riveros, experto económico de Bancolombia pronostica que la inflación terminará en 4,4 % y convergerá gradualmente al rango meta en 2016 hasta un nivel de 3,75 %.

“Conviene resaltar que en el próximo año se prevén presiones inflacionarias por el aumento del salario mínimo, el tipo de cambio y el efecto negativo que pueda tener el fenómeno de ‘El Niño’ sobre los precios de los alimentos y la energía”, expresó Riveros.

La devaluación seguirá siendo notoria en la inflación al menos en el corto plazo según un reporte del Banco de Bogotá.

Este análisis de la sensibilidad de la inflación total a la tasa de cambio señala que todavía podría haber entre 60 puntos básicos y 90 puntos básicos adicionales por transmitirse si la tasa de cambio se mantiene estable en lo que resta del año o se devalúa un 10 % adicional.

Los cálculos de Citibank señalan que una de las causas actuales de la inflación es la transmisión de la devaluación a los precios de los bienes.

En un informe reciente el banco estadounidense mostró que un aumento de 10 % en la tasa de cambio se traduce a un aumento de 0,9 puntos porcentuales en el rubro de precios transables sin alimentos ni regulados, que representa cerca del 26 % del IPC total, siendo ese el rubro más vulnerable a movimientos del tipo de cambio.

Desde octubre de 2014 la depreciación ha sido algo superior al 50 %, mientras que la inflación total se ha incrementado en 1,16 puntos porcentuales.

Sebastián Rojas

@jusebroj