Inflación de alimentos seguirá baja este año: Minagricultura

Andrés Fernández dice que las condiciones están dadas para que en el 2010 se mantenga la buena oferta de alimentos registrada el año pasado. Su temor es la tasa de cambio y el clima.

POR:
enero 07 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-07

Con un aire de tranquilidad y satisfacción por el aporte que el sector agropecuario hizo a la baja inflación del 2009, el ministro de Agricultura, Andrés Fernández, asegura que el campo colombiano ha comenzado a salir de su atraso, sin desconocer que aún hay problemas por resolver.

El Funcionario habló con PORTAFOLIO sobre el plan del Gobierno para hacer que en el 2010 se mantenga el buen abastecimiento de alimentos.

¿Cuál será su estrategia tiene para mantener la inflación de alimentos del 2010 en los niveles del 2009?

Ese es mi gran reto. Seguir llevándoles a los consumidores alimentos a bajos precios, sin que eso se haga a costa de los bolsillos de los productores.

¿Y cómo lograrlo?

Hay que mantener los actuales incentivos a las siembras, que nos ayudaron a que el año pasado hubiera una gran producción que nos permitió tener una baja inflación de alimentos.

En el 2009, por primera vez en la historia de Colombia, cerramos el año con una producción de 27 millones de toneladas de materias primas y alimentos, que se reflejó en una oferta abundante.

En el 2008 fueron 25,5 millones de toneladas.
Créanme o no, en esto hay que darle crédito al programa Agro Ingreso Seguro. El 2009 lo terminamos con 4,9 millones de hectáreas de cultivos lícitos.

Al inicio del gobierno el país tenía 4,2 millones de hectáreas en producción agrícola. Todo esto ha llevado a que Colombia tenga buen abastecimiento de alimentos y a que los precios bajen.
El país va rumbo a que en unos años no pueda consumir todos los alimentos que produce. Por eso es clave buscar mercados de exportación.

Pero los gremios dicen que están desanimados

Lo que le acabo de decir es lo bueno. Pero lo malo es que cuando se presenta una sobreoferta de productos, los precios bajan y se afecta la rentabilidad de los productores. Eso es lo que yo tengo que cuidar como Ministro de Agricultura. El balance entre la inflación y la rentabilidad del sector.

¿Cómo motivar a los productores?

Con acceso crédito a bajo costo y asistencia técnica que incluya el tema de la comercialización.

Un segundo aspecto en el que debemos trabajar es en el equilibrio de la cadena comercial, pues ha habido quejas de que los precios bajan para los productores, pero esas reducciones no llegan a los consumidores.Vamos a trabajar en las líneas de financiación para la comercialización.

¿Cómo salir de este cuello de botella?

Generando condiciones para que los cultivadores tengan silos, bodegas, plantas de procesamiento y enfriamiento. Es clave mantener los incentivos.

¿Eso significa que el AIS continúa?

Claro. Es más, está en ejecución. Para este año disponemos de los 500.000 millones de pesos para atender los diferentes frentes de esta política. El programa sólo ha sido congelado en lo que tiene que ver con los subsidios a proyectos de riego.

¿Que se prevé en siembras para este semestre?

Yo creo que las cosas van bien. Por ejemplo, en papa se mantiene la buena producción a pesar de que la volatilidad de este cultivo obedece a ciclos de alzas y bajas, de acuerdo con la evolución del precio. Ese es un problema muy delicado.

¿Y qué solución hay a la vista?

A pesar de las heladas, yo creo que no habrá problemas con la oferta de papa porque el año pasado hubo buen precio. En este momento no hay líos de disponibilidad de este alimento.

¿Y el efecto de la sequía?

Puede haber un problema con las heladas pero yo no creo que vaya a ser muy grande. Sin embargo, pienso que este puede ser el único producto que tendría aumento de precios por culpa de 'El Niño'.

¿Han pensado en ayudas para los cultivadores afectados por las heladas?

Sí. Lo primero es que todos los damnificados podrán tener refinanciación de sus créditos. Respecto a otras ayudas no podemos anticipar nada porque para ello es necesario declarar la emergencia, cosa que aún no ha sucedido porque el impacto definitivo aún no se conoce, pues las heladas apenas están comenzando.

¿Y en los demás cultivos transitorios cómo ve la situación?

En arroz nos tenemos que cuidar para que no haya un desbordamiento en la producción como sucedió el año pasado.
Tenemos que evitar que los cultivadores se desmotiven. En el 2008, la carga de arroz paddy verde estuvo en 162.000 pesos, mientras que el año pasado se ubicó en alrededor de 100.000 pesos.

Eso totió a mucha gente. Lo que vamos a hacer es organizar a los productores. Ya sabemos que a este país le caben 450.000 hectáreas para mantener bien abastecido el mercado y con una rentabilidad aceptable para los productores. De ahí para allá, lo que se siembre de más o de menos es un problema.

¿Qué se espera en cultivos de largo plazo?

Vamos bien y continuaremos creciendo.
En palma llegaremos este año a las 400.000 hectáreas cultivadas, máxime si se tiene en cuenta que habrá más demanda con la entrada en vigencia de un nivel más alto de mezcla de biocombustible en la gasolina.

¿Cómo se va a solucionar el problema de comercialización del cacao?

Vamos a buscar un acuerdo entre productores e industriales que seguramente nos llevará a establecer compromisos de absorción de la cosecha nacional.

¿Y en café?

La meta es llegar este año a una producción de 11 millones de sacos, luego de haber registrado una disminución de tres millones de sacos en el 2009. Esa caída fue generada por el exceso de lluvias en el periodo de floración en el 2008.

Otro factor fue la renovación. Hay un plan para renovar 300.000 hectáreas, de las cuales se está avanzando con 150.000 y 70.000 de ellas comenzarán a producir este año. Eso nos llevará a alcanzar una cosecha de 11 millones de sacos. La idea es lograr 17 millones de sacos en el 2015, cuando finalice la renovación.

¿El TLC con la UE está listo?

No. Una vez solucionado el tema del banano nos quedan pulir los contingentes, como es el caso del azúcar.

¿Cuáles son las amenazas del agro?

La tasa de cambio. A eso le tengo mucho miedo porque golpea de manera directa a sectores intensivos en mano de obra.
También me preocupan los precios commodities, porque muchos productos nacionales se pagan con base en esos precios.

Así mismo, veo dificultades con el clima. Lo grave es que estos dos factores son exógenos, pues no los maneja eal gobierno.

¿Cómo elevar las exportaciones?

El Ministerio de Agricultura, junto con el de Comercio Exterior, están haciendo todos los esfuerzos para agilizar todos los tratados comerciales con el resto del mundo. Estamos pendientes de cerrar tratados con muchos países. Eso nos permitirá abrir más mercados.

También estamos en la actualización de los protocolos sanitarios para poder exportar a todo el mundo. Con el Ministerio de Comercio hemos escogido cuatro productos agropecuarios de talla mundial. Y vamos a tener más.

A ellos se les dará valor agregado para mejorar la competitividad. También estamos financiando proyectos de exportación. También estamos generando estímulos tributarios para incentivar las exportaciones agropecuarias, pues el país ya está en el 90 por ciento de la suficiencia alimentaria y ahora tiene que pensar en exportar más.

Tenemos un potencial de 4,1 millones de hectáreas adicionales para incorporarlas a la producción agropecuaria.

Siga bajando para encontrar más contenido