A una inflación más alta para este mes apuntan las encuestas en el mercado financiero colombiano

Los analistas bancarios dicen que el alza de precios de este mes obedecerá a los efectos negativos que generarán las lluvias y los derrumbes ocurridos en varias carreteras del país.

POR:
julio 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-23

El hecho afectaría de manera directa el suministro de alimentos a los principales centros de consumo.

La encuesta realizada por el Citibank entre analistas económicos de 23 entidades indica que, en promedio, se espera una inflación en julio de 0,41 por ciento frente al 0,17 por ciento registrada en el mismo mes del 2007.

Con el dato esperado por los analistas, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de los 12 meses terminados en julio registraría un incremento cercano al 7,45 por ciento, superior al 7,18 por ciento de junio pasado.

Por su parte, la encuesta de la agencia de noticias Bloomberg, que habían respondido hasta ayer 15 analistas, indica que el aumento esperado es, en promedio, de 0,51 por ciento para un dato anual cercano al 7,6 por ciento.

Los resultados de estas encuestas son superiores a los que arrojó el sondeo de expectativas del Banco de la República, con un promedio de 0,34 por ciento de alza del IPC de julio para una variación anual de 7,3 por ciento.

Camilo Pérez, director de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, dice que si bien es cierto que en los primeros 10 días del mes los precios de los alimentos presentaron un buen comportamiento, la situación cambió por efectos del invierno y los  derrumbes, que afectaron la oferta y golpearon los precios de varios de los productos de primera necesidad.

"Las bajas que esperábamos en los alimentos para este mes ya no serán tan importantes por efectos del invierno", dice el analista.

Señala que el grupo de transporte tendrá en julio un impacto sustancial en el aumento de la inflación, especialmente en Bogotá, en donde hubo alzas en las tarifas de los pasajes.

Golpe a las tasas de interés

El aumento de la inflación ha significado efectos negativos para los inversionistas en títulos de renta fija, liderados por los TES, cuyas tasas de interés han subido de manera sustancial en las últimas semanas.

Con ello, hay una gran desvalorización de los portafolios, especialmente de los inversionistas institucionales que deben valorar sus portafolios a precios de mercado.

Afiliados a los fondos de pensiones y cesantías, bancos, aseguradoras y firmas comisionistas de bolsa son los más afectados por el alza de la inflación y las tasas de interés. También se afectan los usuarios de créditos hipotecarios atados a la UVR.

La mayoría de analistas financieros no esperan que el Banco de la República suba mañana sus tasas de interés pese a que prevén una mayor inflación. 

Siga bajando para encontrar más contenido