Inflación brasileña superaría este año la meta fijada por el Emisor

Brasil cerrará el 2011 con una inflación del 6,52%, según proyecciones de los economistas de los bancos privados que, por primera vez, prevén para este año un aumento de precios superior al techo de la meta del Gobierno, informó ayer el Banco Central.

POR:
septiembre 27 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-27

Cerca de un centenar de analistas del mercado financiero que son consultados semanalmente por el Banco Central subieron su proyección para la inflación este año del 6,46% de hace dos semanas al 6,52% la semana anterior, según el sondeo del emisor. La nueva proyección pone en duda la posibilidad de que el Gobierno cumpla la meta de cerrar el año con una inflación del 4,50% con un margen de tolerancia de dos puntos, lo que permite que la tasa alcance un máximo del 6,50%. En cuanto a la inflación para el 2012, los economistas de los bancos privados también subieron su previsión desde el 5,5% hasta el 5,52%. Según el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (Ibge), el país acumuló en los últimos doce meses una inflación del 7,23%, la mayor para el periodo interanual desde junio de 2005, cuando fue del 7,27%. El Índice de Precios al Consumidor Amplio (Ipca), referencia oficial, ha sido presionado principalmente por los reajustes de los alimentos y acumuló en los primeros ocho meses del año un aumento del 4,42%, más de un punto porcentual por encima del 3,14% medido entre enero y agosto de 2010. Pese al repunte de la inflación, el Banco Central decidió en agosto pasado reducir la tasa básica de interés del 12,5 al 12% anual por considerar que la desaceleración de la economía mundial puede frenar las presiones sobre los precios en Brasil. Al tiempo que elevaron sus proyecciones para la inflación, los analistas redujeron ligeramente del 3,52 al 3,51% su previsión para el crecimiento de la economía brasileña este año. La proyección para el crecimiento del producto interior bruto (PIB) el próximo año fue mantenida en el 3,7%. Los economistas también prevén para este año un superávit comercial de 25.000 millones de dólares, un déficit récord la en cuenta corriente cercano a 56.350 millones de dólares y que la deuda pública a fin de año equivaldrá al 39,1% del PIB.HELGOPN

Siga bajando para encontrar más contenido