Inflación: a la caza del fantasma

No hay razones para creer que cualquiera sea la fuente de la inflación, la mejor solución sea subir las tasas de interés.

POR:
julio 07 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-07

En un inicio el esfuerzo del Banco de la República estaba enfocado a limitar el crecimiento desmedido de la cartera de créditos, con el fin de controlar un exceso en el otorgamiento de los mismos por parte de los bancos comerciales. Pese a la desaceleración actual del crédito a 20 por ciento, cifra todavía superior al crecimiento del PIB, que implicó un ajuste muy fuerte frente al ritmo de casi 40 por ciento que se observaba hace un año, la inflación se mantiene por encima del objetivo propuesto por el banco central. Sin embargo, de haberse mantenido las tasas de crecimiento como las señaladas, muy probablemente estaríamos con una inflación mucho mayor y con expectativas preocupantes frente a la calidad de la cartera. Si el país está sufriendo un aumento desmesurado de precios es producto de un choque externo por el incremento internacional del petróleo, las materias primas y los precios de los alimentos. El carácter exógeno del crecimiento de precios no crea mayor margen de maniobra al Banco, pero el fenómeno sicológico propicio a la inflación está en curso. Para devolver la inflación a los objetivos del banco, sería necesario un aumento mayor en las tasas para que los otros precios disminuyeran brutalmente, con el riesgo de la desaceleración del crecimiento económico y el consecuente incremento del desempleo. Para el Gobierno y el banco central esta distinción debe ser esencial. Y es poco el impacto que el aumento de tasas del banco puedan tener sobre las cotizaciones internacionales del petróleo, sobre las materias primas o los cereales. La fuente de la inflación mundial no está en nuestro país y la solución tampoco. Según The Economist, los dos tercios del planeta viven hoy un aumento de precios a dos dígitos. Los precios de los alimentos han aumentado en China en el 22 por ciento... Otro de los factores que ha generado la inflación mundial es la política monetaria laxista norteamericana, que es la que debería aumentar las tasas de interés, y a la cual señalan la gran mayoría de economistas. Para Keneth Rogoff, esto no es más que un comienzo en donde los recursos naturales del planeta son limitados y los consumidores occidentales deben ahora compartir con los millares de personas que salen de la pobreza. Ha habido entonces un choque de la demanda, mientras en el primer choque petrolero la China y la India consumían el 4 por ciento del petróleo mundial, esta cifra se ha triplicado, quemando estos países la mitad del petróleo que consumen los Estados Unidos. Para Paul Fabra, el problema no es la escasez, a excepción del cobre, pero a un horizonte de 100 años, sino la inflación ligada a especulación sobre los mercados de futuros, donde los bancos de inversión han tomado fuertes posiciones. En todo caso, los desequilibrios actuales deberían más bien empujar el crecimiento rápido de la oferta alimenticia y energética en nuestro país y en el mundo, sin recurrir a políticas monetarias más rigurosas. Una de las soluciones, a mediano plazo como repuesta a la inflación alimenticia, podría ser más la propuesta por Luis Alberto Moreno, mediante las ‘transferencias monetarias condicionales’ o programa TMC, consistente en modestos desembolsos para las familias,que disponen de recursos poco elevados con la condición, de que los hijos estén escolarizados y se beneficien de cuidados médicos. Ante la situación actual, el endurecimiento adicional de las tasa del Banco de la República no cambiaría gran cosa en la dinámica de los precios, fortaleciendo aún más el peso frente al dólar, con el riesgo de crear también un crunch de crédito, en tanto que reducir moderadamente las mismas, facilitaría sostener el nivel de crecimiento sin afectar dramáticamente el desempleo, pero a su vez permitiendo mantener controladas las expectativas inflacionarias que renacen, y que no se convierta esto en una inflación generalizada. '' La fuente de la inflación mundial no está en nuestro país y la solución tampoco.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido