Inflación en EE.UU. subió 0,2 por ciento en abril, menos de lo esperado

Eso, pese a la carestía de los alimentos, que experimentaron la mayor alza en 18 años, informó este miércoles el Departamento de Trabajo.

POR:
mayo 14 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-14

En marzo, los precios que pagan los consumidores fueron de un 0,3 por ciento, la misma cifra que los expertos habían vaticinado para el mes de abril.

En los últimos doce meses, los precios se han elevado en un 3,9 por ciento.

La inflación subyacente -que excluye a los alimentos y la energía- subió un 0,1 por ciento el mes pasado, cuando los economistas habían previsto un 0,2 por ciento, la misma cifra que en marzo.

En los últimos doce meses, la inflación subyacente ha crecido un 2,3 por ciento.

La moderación se debió al mantenimiento de los precios de la energía durante abril, después de que registraran un aumento del 1,9 por ciento en marzo.

Según los datos del Departamento de Trabajo, los precios de la gasolina cayeron en abril un dos por ciento. No obstante, los precios de la energía han subido un 15,9 por ciento en los últimos doce meses.

Estos datos chocan con la realidad de las gasolineras, donde en abril se alcanzaron precios récords, según denuncian algunas asociaciones de automovilistas, como la AAA.

Esta organización asegura que en abril hubo 16 días consecutivos con precios récords en las gasolineras de Estados Unidos, que en algunos estados llegaron a rebasar los cuatro dólares por galón (3,78 litros).

No obstante, el buen comportamiento de los precios de la energía sirvió para contrarrestar parcialmente la escalada de los alimentos, que subieron un 0,9 por ciento, en lo que supone la mayor alza mensual de los últimos 18 años.

En tasa interanual los alimentos se han encarecido un 5,1 por ciento con respecto a abril de 2007.

La fruta y las verduras se han encarecido un dos por ciento en abril, los derivados lácteos un 1,2 por ciento, y el pan un 1,5 por ciento.

Con respecto a abril del año pasado, los habitantes de Estados Unidos tienen que destinar un 14,1 por ciento más a la compra del pan y un 13,5 por ciento más para la leche.

El aumento de los precios de los alimentos ha hecho a los ciudadanos más prudentes con sus gastos de ocio. Los precios de los restaurantes crecieron, en consonancia, un 0,3 por ciento en abril.

"Claramente, cada vez hay más gente que se lleva la comida de casa al trabajo. Los altos precios de la energía y los alimentos están afectando al bolsillo de los consumidores, que están recortando su gasto en todas las demás partidas", asegura en un informe el analista de Wachovia, Mark Vitner.

La subida por debajo de lo esperado de la inflación en abril será una noticia acogida con satisfacción por la Reserva Federal (Fed), que desde el pasado septiembre ha recortado los tipos de interés en siete ocasiones para tratar de estimular la economía.

La Reserva, sin embargo, ha apuntado que el ciclo de recortes, que ha llevado los tipos hasta el dos por ciento, puede haber llegado a su final ante los temores de que pudieran alimentar la inflación.

Además, la Reserva Federal toma como referencia la tasa anual de la inflación subyacente, que se encuentra actualmente en el 2,3 por ciento.

Para la autoridad monetaria, la banda cómoda de inflación subyacente es entre el uno y el dos por ciento, por lo que todavía se encuentra por encima de este rango.

No obstante, se espera que el Comité de Mercado Abierto de la Reserva mantenga invariables los tipos de interés en su próxima reunión, entre el 24 y el 26 de junio.

Siga bajando para encontrar más contenido