Inflación será entre 4,5% y 5% a diciembre de este año, según las nuevas previsiones del Banco de la República

Si se cumplen, el 2009 terminará con un aumento en el costo de vida comparable con el 2005, año en el que el resultado final quedó por debajo de la meta establecida.

POR:
mayo 08 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-08

Al presentar el informe trimestral sobre el nivel de precios, el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, afirmó que, según las últimas estimaciones de su equipo técnico, están dadas las condiciones para que la inflación termine en diciembre en un rango de entre 4,5 y 5 por ciento, es decir, en la parte baja del rango meta, que está entre 4,5 y 5,5 por ciento.

Uribe explicó que este resultado será consecuencia de una reducción en los precios de los alimentos y de los productos regulados (como servicios públicos y gasolina), que el año pasado tuvieron un choque al alza; un debilitamiento de la demanda interna y una fuerte reducción en las expectativas de inflación, que son clave a la hora de determinar el costo de vida, pues en la medida en que más personas piensan que los precios van a bajar o a subir ocurre lo propio.

Hasta abril, la inflación anualizada iba en 5,73 por ciento y en los cuatro primeros meses del 2009 acumuló un incremento de 2,26 por ciento.

El Gerente del Banco dijo que esperan mayores caídas del costo de vida en mayo y junio, y en el resto del año una estabilización. De otro lado, Uribe también ratificó una disminución en el pronóstico de crecimiento que hace su entidad para el 2009.

Anteriormente, calculaban que la economía nacional podía crecer entre 1 y 3 por ciento, pero ahora la bajaron a un rango de entre -1 y 1 por ciento, lo que da un punto medio de 0 por ciento, en concordancia con la proyección del Fondo Monetario Internacional.

No obstante, el funcionario aclaró que aunque no esperan crecimiento para el primer semestre, sí consideran que habrá recuperación en la segunda parte del año e insistió en que cualquier cifra igual o superior a cero será positiva en un año tan complicado como el actual.

Una de las razones del Banco para ser optimista con el segundo semestre, es que espera que la inversión se recupere, y en especial, la de carácter público, dado que las regiones ya tienen los recursos y "solo les quedaría ejecutar".  

Siga bajando para encontrar más contenido