Influencia de Mao en los directores de empresas chinas

Ejecutivos de multinacionales asociados con firmas chinas pueden beneficiarse si se mantienen alertas ante la persistente influencia de Mao Tse Tung en algunos de los ejecutivos más exitosos. Una táctica de liderazgo puede afectar una empresa conjunta.

POR:
mayo 26 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-26

Nuestra investigación sobre la práctica y actitudes de los directores generales de empresas en China ofrece una abundante evidencia de que los principios del maoísmo continúan inspirando a los ejecutivos. De los 15 directores de empresas que entrevistamos, 14 dijeron que aprendieron de Mao ideas para administrar compañías. Basta analizar la forma en que Mao controló el poder, manteniendo el país en el caos, y enfrentando a diferentes grupos entre sí. Para lograr un cambio político, Mao solía lanzar un movimiento que absorbía a la población en su totalidad. Un ejemplo es la campaña contra Liu Shaoqi, y sus aliados. La mayoría de los cuadros fueron obligados a renunciar a sus trabajos y Mao rehabilitó a algunos. Deng Xiaoping fue acusado de esa manera, rehabilitado y vuelto a denunciar. En nuestro estudio, realizado por Garry D. Bruton, de la Universidad Cristiana de Texas en Fort Worth, encontramos a varios directores de empresas chinas que emplean una versión comercial de esa táctica. Ellos cimentan su autoridad manteniendo a los gerentes en un constante estado de incertidumbre, en ocasiones movilizando a empleados de bajo nivel para criticarlos, y presionando a ejecutivos medianos y altos. El socio multinacional de una firma china debe estar alerta y reconocer las tácticas maoístas. *Profesor de gerencia y empresas internacionales en la U. Old Dominion, en Norfolk, Virginia. *Director de la escuela de administración de empresas de la U. Sun Yat-Sen. CÓMO SE RECONOCEN Reconocer la inclinación de un director general a usar las tácti- cas de Mao no es fácil. Pero en ocasiones, la edad del director general de la empresa es un buen indicador. Mao dejó una impre- sión indeleble en el pensamiento de los chinos que son ahora ma- yores de 40 años. Otro indicador es la incapacidad de una compa- ñía para elegir a un sucesor o un lugarteniente del director general. Un analista dijo que Ren Zhengfei, de la empresa de telecomunica- ciones Huawei, tiene “más de 100 lugartenientes en comando”. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido