Infraestructura y TIC impulsaron avance en competitividad

Colombia pasó del puesto 69 al 66 en ‘ranking’ de 144 países, según el Foro Económico Mundial.

La infraestructura siempre resta, pero esta vez sumó. Aquí, Colombia pasó del puesto 92 al 84.

Archivo EL TIEMPO

La infraestructura siempre resta, pero esta vez sumó. Aquí, Colombia pasó del puesto 92 al 84.

Finanzas
POR:
septiembre 03 de 2014 - 03:24 a.m.
2014-09-03

Cualquier mejora que el país consiga en materia de uso y apropiación de la tecnología, así como en infraestructura, marca una diferencia significativa en competitividad.

Esos fueron los factores que le dieron un empujón al país para que después de varios años de estancamiento lograra avanzar en el escalafón que cada año realiza el Foro Económico Mundial (FEM).

En el Reporte de Competitividad Global, Colombia saltó tres casillas y ocupa ahora el puesto 66 entre 144 países.

“Es el primer paso para consolidar una tendencia sólida de mejorar, en particular si la meta es ser el tercero de la región en el año 2032”, señala Marco Llinás, vicepresidente del Consejo Privado de Competitividad.

El ranking está liderado por Suiza, Singapur, Estados Unidos, Finlandia y Alemania. De América Latina, los mejores posicionados son Chile (33), Panamá (48), Costa Rica (51) y Brasil (57) (Lea aquí: Chile y Panamá, países más competitivos de América Latina).

Vale la pena aclarar que no todos los países se miden igual, pues dependiendo de su grado de desarrollo hay factores que inciden más en su calificación.

Así, para los menos avanzados pesan más los criterios básicos como las instituciones, la infraestructura y la salud; en aquellos que están en un nivel intermedio -entre ellos Colombia- tienen mayor ponderación la calidad de la educación, la eficiencia en los mercados y el uso de la tecnología, mientras que para los desarrollados lo que más suma es la innovación y la sofisticación.

LAS SUMAS  

Por un lado, el país está bien posicionado en ambiente macroeconómico, pues alcanza el puesto 29 por temas como baja inflación, calificación crediticia, bajo nivel de la deuda como proporción del PIB y menores niveles de déficit en comparación con otros países.

Entre tanto, la infraestructura siempre resta, pero esta vez sumó. Aquí, Colombia pasó del puesto 92 al 84.

“Este continúa siendo uno de los puntos débiles del país –en gran parte por su complicada orografía–, aunque la calidad general de la infraestructura mejora un poco”, explica Beñat Bilbao, director asociado y economista senior del FEM.

El principal avance se produjo en materia de puertos, pues alcanzó la casilla 90 y antes estaba en la 110, así como en aeropuertos, en donde el salto fue de la 96 a la 78.

Sin embargo, el gran salto que dio el país se produjo en el uso de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), que hacen parte del pilar de la eficiencia de los países.

En este punto, pasó del puesto 87 al 68, principalmente por la mejora en la infraestructura para la conectividad, el aumento en el número de usuarios y la disponibilidad de banda ancha.

“En gran medida, esto se debe al buen hacer del país en identificar e invertir en las TIC como un motor de crecimiento hacia el futuro”, señala el economista del FEM.

LAS RESTAS 

En contraste, el organismo hace una advertencia al país sobre la calidad de la educación, como parte del ajuste que requiere para ser una economía más diversificada y menos dependiente de los ingresos provenientes de los recursos naturales.

Justamente, en educación primaria ocupa el puesto 105 (era el 98 en el 2013) y en formación superior y entrenamiento está en el 69, frente al 60 del año pasado.

Por otro lado, se vio un deterioro en la eficiencia en el mercado de bienes, particularmente en temas de incentivos tributarios para la inversión y costos del agro.

Incluso, un aumento de un solo trámite para abrir una empresa hizo que el país cayera más de 10 posiciones en procedimientos y tiempos.

Por otra parte, el país ha logrado estabilidad en temas como la eficiencia del mercado laboral y el desarrollo financiero.

No obstante, en este último tema hay otros países que están avanzando más rápido en facilidades de acceso al crédito y financiamiento en el mercado de capitales.

Finalmente, en el nivel más alto, que corresponde a la sofisticación de negocios y la innovación, Colombia pasó del puesto 69 al 64.

Estos resultados llegan semanas después de que el Gobierno definiera la agenda de competitividad para el próximo cuatrienio, en la cual se definieron 11 prioridades. Entre ellas están ciencia, tecnología e investigación, desarrollo regional, infraestructura, transformación en agro e industria.

INSTITUCIONES, TEMA QUE SIGUE SIENDO CRÍTICO 

Las instituciones, que son un elemento básico para la competitividad de cualquier país, son el elemento más crítico en Colombia, al punto que ocupa el puesto 110 entre 144 economías.

En este tema, hay varios factores que, a juicio de los empresarios, son grandes problemas para hacer negocios.

El más grave es la corrupción, en el que Colombia ocupa el puesto 128.

También hay serias preocupaciones en cuanto al pago de sobornos, la ineficiencia de la burocracia y la independencia de la rama judicial.

Los otros temas de gran inquietud son los costos para los negocios del terrorismo (puesto 138) y del crimen y la violencia (casilla 134). Cabe señalar que aquí hubo una leve mejoría, originada en el deterioro de otros países.

El único elemento que juega a favor es que el país es sexto en el mundo y primero de la región en cuanto a la protección a los inversionistas.

luicon@eltiempo.com