Ingeniero en electrónica y telecomunicaciones de Universidad del Cauca llevó red celular a Irak

Harvey López llegó a Mosul, segunda ciudad iraquí, con un cargamento de tres enormes contenedores en los que iban los implementos para montar la primera red en ese país.

POR:
septiembre 16 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-16

Por la misma época en que el Ejército estadounidense encontró al derrocado líder iraquí Sadam Hussein escondido en un sótano huyendo de la justicia que lo buscaba para que rindiera cuentas por sus crímenes, un colombiano se ocupaba de conectar a ese país con el resto del mundo.

Apoyado por un equipo multicultural de ingenieros, López coordinó las labores para instalar ese servicio que les facilitara la comunicación a los iraquíes.

"Hussein los había apartado del mundo y hasta ahora estaban conociendo la televisión digital, Internet y las llamadas internacionales", dice López. Era tal el atraso que a pesar de estar en pleno siglo XXI el país no contaba ni siquiera con un código de llamada internacional.

En un tiempo récord de mes y medio, López y su equipo trabajaron arduamente para lograr su objetivo. Con la protección permanente de un chaleco antibalas y un escolta, le abrieron a Irak "una ventana hacia el mundo contemporáneo".

"La gente no podía creer que a través de un aparato pequeño se pudiera hablar con alguien en otro país y al mismo tiempo ir caminando", señala aún sorprendido López, quien recuerda esa experiencia como "de película".

Después de salir de ese país por una alerta de peligro inminente, el ingeniero caucano ha recorrido naciones tan distantes como Yemen, Ucrania y Tailandia, adonde ha llegado con la misión de instalar o ampliar redes celulares inteligentes, esas que permiten tener control del saldo de la cuenta o hacer una selección de números telefónicos con los que queremos comunicarnos más barato, entre otras funciones.

Y gracias a la dedicación al trabajo que caracteriza a los colombianos, el joven de 32 años ha podido 'reclutar' más compatriotas en esa misión. Recientemente viajaron de Colombia hacia Tailandia las ingenieras electrónicas Constanza Franco y Sandra Bolívar.

Siga bajando para encontrar más contenido