Ingenios colombianos buscan dulce en el Perú

La Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide), una empresa de economía mixta cuyo capital pertenece en un 98,56 por ciento al Estado peruano, sigue deshojando margaritas para ver a quién elige como socio estratégico en la azucarera Cayaltí. En tanto, se consolida en Pucalá la presencia del Consorcio Líder Azucarero del Norte (Clan), encabezado por el grupo Huancaruna.

POR:
mayo 02 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-02

Luego de que el anterior proceso de búsqueda de un socio estratégico para Cayaltí quedara frustrado, Cofide no ha vuelto a retomar el tema, pese a que han quedado en camino dos empresas: Bioterra (peruano española) y Riopaila (Colombia). Por lo pronto, Pennynvest, que representa en este proceso a Riopaila, ha ofrecido a Cofide mejorar su oferta, para lo cual espera ampliar la actual frontera agrícola de Cayaltí de 4.500 a 13.000 hectáreas. “Vamos a buscar asociaciones con los agricultores para alcanzar mayores volúmenes de producción, pero no compraremos otros terrenos en la zona”, comentó Carlos Penny. Lo que faltaría, dijo, es que Cofide oficialice sus nuevas exigencias al socio estratégico. De otro lado, el Clan afirmó un acuerdo de asociación con Pucalá, la misma que tendrá una duración de diez años, informó el representante legal de la azucarera, Max Ayora. Este acuerdo es para darle un ámbito de seguridad a las inversiones que está realizando el Clan -en actual proceso de hacerse de las acreencias del Scotiabank- en la empresa Pucalá donde mantiene la administración legal. Conocer al detalle la situación legal de la empresa agroindustrial Pomalca es la primera llave que entregó hace unos días Proinversión a seis empresas extranjeras y locales interesadas en hacerse al 33 por ciento de acciones del Estado en dicha azucarera, bajo la firma de un contrato de confidencialidad. En las próximas semanas existe el compromiso de que además accederán a los estados financieros. Con esa información en mano, dichas empresas estarán preparadas para competir en la próxima venta de las acciones de Pomalca, programada inicialmente para la segunda quincena de junio. Entre las empresas que firmaron los contratos de confidencialidad figurarían tres grupos latinoamericanos vinculados al negocio del azúcar, entre ellas las colombianas Manuelita e Incauca y una tercera que prefiere mantener el anonimato y que está representada por la sociedad de fondos de inversiones Pennynvest. También participa la empresa italiana Resource Energy, relacionada a los negocios de etanol. Por el lado peruano, los Brescia y el grupo Gloria también accedieron a la información confidencial. Cabe mencionar que al interior de Pomalca se encuentra el grupo Oviedo, con 32 por ciento del accionariado. El empresario Edwin Oviedo, líder del grupo, expresó hace un par de meses que tenían el interés de participar en la puja. Aunque Proinversión no le ha puesto fecha exacta a la venta de las acciones, ya tiene un cronograma informal de los pasos siguientes. Por lo pronto, se elegirá entre cinco sociedades agentes de bolsa del mercado local la que intermediará en la venta de las acciones del Estado en Pomalca y también las de Tumán, a través de la Bolsa de Valores de Lima. Para ello lanzó un concurso por invitación. Lo siguiente que vendrá será la puesta al voto -el próximo 17 de mayo- al interior del directorio de Pomalca de los estados financieros, auditados por la consultora Noles Monteblanco & Asociados. 6 empresas entre extranjeras y peruanas están tras una parte de un ingenio peruano. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido