Inicia la batalla por las rutas de JAL

La quiebra de Japan Airlines (JAL) obligará a la compañía nipona a renunciar a parte de su mercado para continuar en funcionamiento, una situación que saborean sus rivales extranjeros, ávidos de quedarse con sus rutas y horarios más lucrativos.

POR:
enero 21 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-21

En los papeles, JAL vale hoy en día menos que uno sólo de sus Boeing 747, aunque sus derechos de aterizaje y despegue del aeropuerto de Tokio constituyen un verdadero tesoro. Las estadounidenses American Airlines y Delta Air Lines ya han desatado una feroz batalla para ofrecer su asistencia a JAL a cambio de colaboraciones en áreas como la de los vuelos compartidos. De acuerdo con informaciones de prensa, es Delta la que está ganando el pulso, y ya invitó a JAL a sumarse a la alianza SkyTeam, que integran también a Air France y la holandesa KLM. Delta ofrece a JAL 1.000 millones de dólares, de los cuales 500 millones son en forma de inyección de capitales. Para intentar persuadir a JAL de quedarse en la alianza OneWorld, a la que ingresó en 2005 y que agrupa además a British Airways y la australiana Qantas, American Airlines propuso de su lado 1.400 millones de dólares. “Es una carrera desenfrenada hacia los mercados y los horarios que querrían adquirir para colocar vuelos de código compartido a cuenta de JAL”, explicó Andrew Miller, ex responsable de Air New Zealand. “Las alianzas piensan sacar algunas ventajas de una colaboración estrecha con JAL. La reestructuración llevará dos o tres años y durante ese tiempo podrán rapiñar un poco de carne del cadáver”, agregó. Lo que hay en juego es aún más importante desde que Japón y Estados Unidos firmaron en diciembre pasado un acuerdo de ‘Cielos abiertos’ que facilitará los vuelos transpacíficos de código compartido entre las compañías de ambos países. Si JAL decide pasar a SkyTeam, es “altamente probable que sus vuelos a Estados Unidos sean reemplazados por los de Delta”, señaló el experto Yasuhiro Matsumoto, de Shinsei Securities. JAL, la primera compañía aérea del continente asiático, endeudada y afectada por grandes pérdidas, se declaró el martes en quiebra e inició un severo plan de rescate que incluirá la supresión de unos 15.600 empleos. Ni JAL, ni sus nuevos administradores judiciales o el Gobierno japonés se refirieron al proyecto de alianza con Delta o American. ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido