Iniciativas contra los ilícitos Las artesanías se convierten en una alternativa viable para la población en estado vulnerable.

Iniciativas contra los ilícitos Las artesanías se convierten en una alternativa viable para la población en estado vulnerable.

POR:
octubre 16 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-16

Con el propósito de crear una organización sólida que le permita lograr precios justos para sus productos, Ligia Juajiboy, junto con 91 indígenas más de Putumayo, están tomando cursos de artesanía, apoyados por Acción Social, Artesanías de Colombia y Corpoamazonas. La idea inicial es complementar sus conocimientos ancestrales con técnicas de terminado y combinación de materiales para darles más valor a sus artesanías. Luego vendrán los contactos comerciales para poder vender directamente a buenos precios y evitarse la intermediación, que a veces no les deja ni lo del producido. Mientras un bolso vendido a un intermediario les deja apenas unos 40.000 pesos, si lo venden directamente a los usuarios, pueden recibir entre 60.000 y 70.000 pesos. Desde hace dos meses, cuando Ligia comenzó los cursos, ha descubierto que es posible no solo hacer los típicos aretes y los collares planos, sino crear objetos en volumen. Dice que está muy contenta porque ha logrado innovar. “Por ejemplo, las chaquiras no se usaban en distintos productos. Solo para manillas y productos planos y nos enseñaron a usarlos en volumen, a pegarlas en objetos y en carteras. Además hemos pegado figuras que plasman pensamientos en cartón paja. Han salido figuras bien bonitas”, asegura. Esto le ha dado un impulso a su trabajo porque ella, perteneciente a la comunidad Kamzá, hoy logra el sustento para ella y sus dos hijos (uno estudiante de ingeniería de sistemas y el otro en bachillerato), gracias al trabajo artesanal. Ligia hace parte del Programa de Desarrollo Alternativo, del plan de Familias Guardabosques, el cual coordina la oficina de Acción Social, en asocio con Artesanías de Colombia, con el objetivo principal de erradicar los cultivos ilícitos en el país. Como ella, se pretende que distintas familias puedan desarrollar líneas innovadoras de productos acordes con las tendencias del mercado actual y con posibilidades comerciales, permitiéndoles a estas familias contar con una actividad alternativa sostenible y económicamente rentable. Gracias al Convenio suscrito entre el Programa contra Cultivos Ilícitos y Artesanías de Colombia, los beneficiarios están recibiendo entre otros, asesoría en diseño y desarrollo de líneas de productos, enmarcadas en el concepto de colección, asistencia técnica para la capacitación y/o mejoramiento de oficios. Así mismo, aprenden técnicas y procesos artesanales, implementación de estándares de calidad, consolidación de la producción, estrategias de comercialización; logran participar en ferias, ruedas de negocios y abren nuevos canales comerciales, al tiempo que reciben capacitación para el fortalecimiento organizacional y empresarial. Con el programa se pretende, también, que los guardabosques artesanos participantes en el proyecto se asocien en cada zona, con el fin de consolidar y fortalecer la producción para tener la capacidad de responder a la demanda y generar ingresos lícitos. El Programa inició en los municipios de Sibundoy, Colon, San Francisco y Santiago, en el Alto Putumayo, y en la vereda Los Naranjos, en Santa Marta, beneficiando inicialmente a 102 artesanos. Sin embargo, a partir de este mes beneficiará a 360 personas más en el Corregimiento de Sabana, municipio de Sucre (Santander), El Bagre (Antioquia), La Cruz (Nariño), Otanche (Boyacá); los resguardos de Condagua y Yunguillo, en Mocoa (Putumayo), Santa María (Huila), Tierra Alta y Valencia (Córdoba), y Zaragoza (Antioquia).

Siga bajando para encontrar más contenido