Inicio del oleoducto Bicentenario vuelve a postergarse | Finanzas | Economía | Portafolio

Inicio del oleoducto Bicentenario vuelve a postergarse

El gerente de la empresa, Fernando Gutiérrez señaló que las obras estuvieron paralizadas más de dos meses.

POR:
octubre 04 de 2012 - 03:39 a.m.
2012-10-04

A pesar de que a comienzos de julio el Ministerio de Minas y Energía anunció la coordinación de acciones de seguridad con las autoridades para acompañar la construcción del Oleoducto Bicentenario en el tramo del departamento de Arauca, el comienzo del bombeo de crudo por esta línea de transporte volvió a ser modificado.

Así se lo confirmaron las directivas de la empresa al ministro de Minas y Energía, Federico Renjifo, a quien le señalaron que si todo marcha bien, el envío de crudo para conectarlo con el Oleoducto Caño Limón–Coveñas, se dará partir de abril del 2013.

Es decir, no ocurrirá a comienzos del próximo año, como lo había dicho hace unos meses el exministro Mauricio Cárdenas.

El gerente General del Oleoducto Bicentenario, Fernando Gutiérrez Montes, reconoció que la reactivación de las obras tomó más tiempo de lo esperado.

“Teníamos una situación de orden público muy complicada en Arauca que nos llevó a tener paradas las obras”, indicó.

Dicha parálisis se dio desde finales de julio hasta finales de septiembre pasado, situación que llevó a las contratistas a reducir el número de personas que estaban trabajando en la zona, quienes pasaron a otros frentes de obra, finalizando algunas tareas pendientes de cerrar en las zonas ya intervenidas.

Después de terminada la instalación de la tubería siguen actividades como la conformación de los terrenos y la protección geotécnica, entre otros, que se realizaron en el tramo ubicado en el departamento del Casanare.

De acuerdo con Gutiérrez, luego de finalizar este trayecto, el avance general del proyecto está en niveles del 60 por ciento, con la ventaja de que la actividad está prácticamente restablecida en su totalidad. “Ya tenemos un número importante de frentes abiertos en los que hay más de 900 personas laborando, lo que permite ser un poco más optimistas”, añadió.

Gutiérrez señaló que afortunadamente los trabajos volvieron y las nuevas fechas son más realistas, ya que la vigilancia del Ejército está funcionando bien, porque hay un número importante de efectivos que está acompañando la ejecución en terreno.

La fecha de abril para el comienzo del bombeo de crudo indica que las obras físicas ya deberían estar terminadas.

Ómar G. Ahumada R

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido