Inmigrantes en Europa laboran en trabajos duros, poco calificados y mal pagados, reveló estudio | Finanzas | Economía | Portafolio

Inmigrantes en Europa laboran en trabajos duros, poco calificados y mal pagados, reveló estudio

Así lo confirma el informe anual sobre las perspectivas de las migraciones internacionales que acaba de dar a conocer la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde).

POR:
septiembre 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-12

De acuerdo con la investigación, el porcentaje de inmigrantes en el empleo registraba aumentos muy importantes en España, con 7 puntos, entre 2002 y 2006, Irlanda e Italia.

Globalmente, el crecimiento promedio anual del empleo de personas inmigrantes alcanzó más de 6 por ciento en los últimos diez años en los países de la Unión Europea y de 4,5 por ciento en los Estados Unidos, lo que, según cita el informe "muestra la importancia de la inmigración en la dinámica del mercado del trabajo en los países de la Ocde".

Pero, también, la organización subraya el hecho de que los inmigrantes están tremendamente presentes en los empleos duros y/o con poca cualificación en sectores como la construcción, la hotelería, la restauración, la salud y los servicios sociales.

Obreros desplazados

La Ocde destaca también que en la construcción, la parte de trabajo que ejercen los inmigrantes ha aumentado considerablemente en España (de 10 a 19,7 por ciento), en Irlanda y en Italia (de más o menos 9 a más de 14 por ciento).

Paralelamente, en Europa del sur, entre el 25 y el 33 por ciento de los inmigrantes son empleados como obreros o en trabajo no cualificados. Por el contrario, los inmigrantes aparecen poco numerosos en profesiones que corresponden al nivel de empleados y tremendamente expuestos al desempleo en Francia, Alemania y el Reino Unido.

La Ocde advierte además que los inmigrantes son "generalmente menos remunerados que las personas nacidas en el país", salvo en Australia, y que los procedentes de países que no son miembros de la Ocde tienen niveles de remuneración aún más bajos.

Y cita el caso de Estados Unidos, donde los salarios de los inmigrantes son particularmente bajos con respecto a los nacionales, con un promedio de diferencia de alrededor del 20 por ciento.

La Ocde lamenta que los programas de gestión de los inmigrantes sean "organizada a menudo" por "los patrones", dejando abiertas las posibilidades a abusos.

Mano de obra barata, pero maltratada

En su informe sobre inmigración, la Ocde subraya que la diferencia de salarios entre inmigrantes y nativos es generalmente menos importante que la diferencia entre los salarios de hombres y mujeres.

También expresa su inquietud por el hecho de que "el nivel de educación de los inmigrantes, comparado al de los nacionales, parece disminuir en numerosos países".

Si bien los países de la organización tratan de atraer y de mantener a trabajadores altamente calificados, la gestión y el flujo de trabajadores no calificados que vienen a compensar parcialmente la falta de mano de obra, es un desafío.

Siga bajando para encontrar más contenido