Inquieta el ‘Taxímetro’ del pleito de Granahorrar

Si los cálculos de abogados expertos en pleitos civiles son correctos, el monto de la condena que deberían pagar la Superintendencia Financiera y el Fogafín por el pleito que tienen con los antiguos accionistas de Granahorrar, ya se ha engrosado en 30.000 millones de pesos. Esto implica que la cuenta ya no es de 226.961 millones, tal como lo decretó el Consejo de Estado, sino de 256.961 millones de pesos.

POR:
mayo 27 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-27

La razón para este incremento es que esta indemnización, que se basa en el argumento de los demandantes de que el banco fue erróneamente nacionalizado, se causó además con intereses moratorios diarios, que de acuerdo con las estimaciones de los abogados consultados, implican un ‘taxímetro’ de 5.000 millones de pesos mensuales. Aunque esta condena aún no está en firme, en el Gobierno decidieron empezar a preparase para tener con qué responder en caso de que resulte en su contra. El problema del conflicto de la Superfinanciera y Fogafín con los antiguos propietarios de Granahorrar, especialmente con la familia Carrizosa, es que es muy oneroso desde todo punto de vista. Primero, porque ambas entidades han confesado no tener los recursos suficientes para pagar, y segundo, porque la cifra es más de la mitad de los 367.000 millones de pesos que la Nación dispuso para atender todos los fallos en su contra para este año. PROVISIONESLa Superfinanciera, que vigila al Fogafín, le ordenó provisionar la mitad que le corresponde del monto original, es decir, 113.480 millones de pesos, más 3.005 millones por intereses. Adicionalmente, el Ministerio de Hacienda le informó a Fogafín que los recursos para este pleito serán incluidos en el proyecto de ley de Presupuesto del 2009, el cual será presentado al Congreso dentro de los diez primeros días de la siguiente legislatura. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido