La insatisfacción laboral reina en Estados Unidos

Washington/EFE. Sólo un 45 por ciento de los estadounidenses están satisfechos con su trabajo frente al 61,1 por ciento en 1987, según un nuevo estudio, que alerta que el creciente descontento puede reducir la innovación y dañar la competitividad y productividad.

POR:
enero 07 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-07

El informe, elaborado por el grupo The Conference Board, advierte que la tendencia podría hacer que los trabajadores de más edad se muestren menos proclives a transmitir sus conocimientos a los empleados más jóvenes. “Es importante solucionar esto porque puede afectar de forma directa la calidad de la transferencia del conocimiento generacional, que es cada vez más crítico para que el lugar de trabajo funcione de forma efectiva”, afirmó Linda Barrington, coautora del estudio. Lynn Franco, otra de las responsables del análisis, señala que durante las dos décadas recientes la satisfacción laboral ha decrecido de forma sistemática durante los periodos de auge como en los momentos de crisis como la actual. “La tendencia podría hacer que el compromiso de los trabajadores sea menor y en última instancia su productividad”, señaló Franco. Entre las razones que explican el descontento figura el hecho de que los salarios no han aumentado al mismo ritmo que la inflación, así como el encarecimiento de la cobertura médica. Los sueldos ajustados por inflación aumentaron en los 80 y 90, pero se han contraído de forma sistemática desde el año 2000. A eso se suma el que sólo un 51 por ciento de los estadounidenses consideran sus trabajos interesantes, el nivel más bajo desde que comenzó a hacerse el estudio hace 22 años. En 1987, casi el 70 por ciento dijo estar interesado en su empleo. Los expertos señalan que los trabajadores que consideran su trabajo interesante suelen ser más innovadores, lo que a su vez contribuye a una mayor productividad y crecimiento. Además, se ha triplicado por tres el número de trabajadores que contribuye a costear su seguro médico desde la década de los 80. La aportación media por cobertura individual aumentó de 48 a 76 dólares mensuales entre 1999 y el año 2006. La infelicidad laboral es generalizada independientemente de la edad y los ingresos. De hecho, el informe subraya que la satisfacción entre los más jóvenes, los menores de 25 años, ha alcanzado un mínimo histórico y está ahora en el 35,7 por ciento, frente al 55,7 por ciento de 1987. El grupo sigue siendo, aun así, el más contento con su situación. Los más insatisfechos son los que tienen entre 25 y 34 años. Los resultados se basan en entrevistas realizadas en 5.000 hogares del país. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido