Insistir en el control de la natalidad

La semana pasada, en el evento de conmemoración de los 30 años de existencia de Fedesarrollo, el ex ministro de Hacienda Rodrigo Botero nos recordó un tema clave para el progreso social y económico de Colombia. Se trata de la tasa de natalidad. La evidencia empírica, de muchas naciones, demuestra que una elevada tasa de natalidad es un gran lastre para el avance del bienestar en una comunidad que lucha por salir del subdesarrollo.

POR:
mayo 10 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-10

Colombia registró hace unas décadas una tasa de natalidad superior al 3 por ciento anual. A ese ritmo iba ser muy difícil superar los graves problemas sociales que enfrentaba el país. Por fortuna, diversos gobiernos tomaron cartas en el asunto, y en tiempos recientes dicha tasa, en su promedio nacional, se redujo -por debajo del 2 por ciento anual. Pero sigue siendo alta, especialmente en los estratos más bajos, en donde es más urgente que caiga, porque las familias de escasos recursos no tienen la capacidad económica de brindarles a sus hijos la vivienda, la salud, la educación y los servicios públicos que merecen. Por lo tanto, es necesario insistir en el tema. La planificación familiar es una herramienta muy valiosa en la lucha contra la pobreza y la miseria. El Gobierno debería de nuevo adelantar campañas masivas orientadas a frenar la tasa de crecimiento de la población, en especial en los sectores de la población menos favorecidos. Hoy en día lo que se hace es poco, como si ya se hubiese hecho suficiente. Pero lo demuestra que en este frente aún hay mucho terreno por recoger. A propósito de este asunto, recordamos una conversación con la ex ministra y ex directora del DNP, la reconocida economista María Mercedes Cuéllar -actual directora del ICAV. Hace unos años le preguntamos cuál había sido uno de los principales logros de la economía colombiana en las últimas décadas y nos respondió que el haber desacelerado la tasa de natalidad había evitado una explosiva situación social. Pero estamos seguros de que hoy en día coincidiría con su colega Botero en que no se ha completado la tarea y en que es prioritario concluirla en los segmentos de menores recursos.

Siga bajando para encontrar más contenido