Insistir en el turismo

El posicionamiento de Colombia como destino turístico mundial responde a las campañas publicitarias para mejorar la imagen nacional y a la percepción de nacionales y extranjeros de un...

POR:
marzo 08 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-08

El posicionamiento de Colombia como destino turístico mundial responde a las campañas publicitarias para mejorar la imagen nacional y a la percepción de nacionales y extranjeros de un mejoramiento en la seguridad.

El turismo se ha convertido en un impulsor de la economía colombiana, explotando la riqueza natural, cultural y el capital humano que puede hacer del país uno de los más atractivos destinos del mundo.

Según Proexport, en el 2004 ingresaron 790.940 extranjeros; en el 2008, 1'222.966 y hasta el pasado noviembre, 1'211.954. El 20,3 por ciento de los viajeros son estadounidenses y 16 por ciento venezolanos, del resto, más del 30 por ciento tienen alguna nacionalidad latinoamericana; los españoles representan el 6 por ciento, los alemanes y franceses el 2,1 por ciento.

Las ciudades de destino destacadas son; Bogotá (54,6 por ciento), Cartagena (11,7 por ciento), Medellín (9,8 por ciento) y Cali (6,6 por ciento), lo que muestra que las ciudades del interior han logrado configurar un atractivo que junto a la majestuosidad de las demás regiones, crea una diversidad turística que muy pocos países pueden ofrecer.

El flujo de personas incentiva el negocio de las agencias de viajes. Anato afirma que habían 3.847 hasta junio, 306 más que en enero de 2009. De estas, el 33 y 10,3 por ciento se encuentran en Bogotá y Medellín respectivamente. Es interesante también que en el primer semestre del 2009 hayan ingresado 1.269 millones de dólares por turismo, y que pese a la crisis económica, Cotelco registra un crecimiento de la ocupación hotelera del 13 por ciento en la temporada de vacaciones 2009-2010, en relación con la de 2008-2009.

El posicionamiento de Colombia como destino turístico mundial responde a las campañas publicitarias para mejorar la imagen nacional, como la marca país Colombia es Pasión, y a la percepción de nacionales y extranjeros de un mejoramiento en la seguridad que crea confianza para salir a las carreteras y visitar las regiones.

Y también a que el Estado ha adaptado la institucionalidad para fortalecer lugares y bienes potencialmente turísticos; con la Ley 1101 del 22 noviembre de 2006 se organiza la acción del Gobierno y se garantizan unos recursos para la competitividad y la promoción del turismo, además, fue importante la creación del Viceministerio de Turismo con el Decreto 2785 de agosto de 2006.

Los alcaldes y gobernadores han actuado a la altura en el proceso; apoyando las ferias, hallando atractivos turísticos y utilizando la televisión para promocionar los municipios. Pero otra acción ha sido clave en la positiva imagen del país y para la integración del turismo con la sociedad y la economía colombiana; la constitución de programas educativos. Las universidades, los institutos de educación para el trabajo y el Sena, han actuado de acuerdo a las exigencias de la demanda de personal calificado para la prestación de los servicios del sector.

Los resultados en turismo se mantendrán si persiste la coordinación entre la acción del Gobierno Nacional y regional con el sector empresarial y educativo. La próxima meta es convertir a Colombia no sólo en un destino turístico en época vacacional, sino perfilar la geografía, la cultura y la riqueza para mantener durante el año la afluencia de extranjeros.

ricardorojas270@yahoo.com

Siga bajando para encontrar más contenido