Instituto Nacional de Concesiones (Inco) y Concesión Autopista Bogotá Girardot S.A., con Transmilenio a Soacha

La primera etapa del sistema de transporte masivo deberá estar lista a más tardar el 19 de marzo del 2010, según se estableció en el contrato suscrito por ambas firmas.

POR:
mayo 12 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-12

Así se estableció en el 'otrosí' No. 18 al contrato de concesión de la autopista Bogotá-Girardot, documento que firmaron las partes y en el que se acordó que el valor de las obras para esa primera etapa suma 56.800 millones de pesos (a diciembre del 2008).

El contrato fue presentado por la responsable del fideicomiso que administra los recursos de la concesión Bogotá-Girardot (Fiduciaria de Occidente) a la Superintendencia Financiera.
El proyecto hace parte de la extensión de la troncal Norte-Quito-Sur, de Bogotá y se dividió en tres fases.

La primera va desde el inicio de la concesión vial Bosa-Granada-Girardot hasta la calle 22 del municipio de Soacha.

Desde ese punto y hasta la intersección de 3M va la segunda etapa, mientras que la tercera empata con el actual proyecto de TransMilenio al sur de Bogotá, en el patio garaje.

El documento también reseña que el pago al concesionario por las obras acordadas lo efectuará TransMilenio S.A.

De anticipo por la construcción se definió la suma de 28.400 millones de pesos, de los cuales ya se pagaron cerca de 11.316 millones de pesos, mientras que un segundo contado por 14.286 millones de pesos se hará en junio próximo.

Un saldo de 2.798 millones de pesos se girará en diciembre de este año.

El 40 por ciento del valor total del proyecto -que es de 22.720 millones de pesos- se pagará una vez el concesionario haga entrega de las obras, es decir el 19 de marzo del 2010, salvo una parte del espacio público del costado sur, el cual depende de una serie de trabajos que deberá adelantar la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá en ese tramo.

El saldo, equivalente al 10 por ciento del valor de la primera etapa (5.680 millones de pesos) se pagará cuando sean recibidas todas las obras.

El Instituto Nacional de Concesiones deberá recibir, con el visto bueno del interventor de la obra, las facturas correspondientes que remita el concesionario para hacer efectivos los pagos acordados.

La entidad será la encargada de llevar a cabo la respectiva gestión con TransMilenio S.A. para que esos pagos se hagan efectivos.

Siga bajando para encontrar más contenido