Integración comercial e implicaciones laborales

Continuando con el tema de los tratados de libre comercio: con Estados Unidos, con el bloque norte de Centro América, con Chile, seguramente con la Unión Europea, en fin, el manejo global del comercio, realidad difícil o imposible de detener en un mundo totalmente interconectado y aplanado por las telecomunicaciones y la tecnología, es imprescindible analizar qué va a pasar con la fuerza laboral de los distintos países, cuáles van a ser las implicaciones en sus condiciones de compensación, y en las tasas de empleo y desempleo o subempleo y cómo pueden amortiguarse sus efectos negativos y por el contrario buscar los posibles beneficios utilizando una visión positiva de esta realidad.

POR:
agosto 29 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-29

No es difícil prever, cuando ya se están presentando efectos de la globalización, que el mercado laboral será cada vez más profundamente afectado, con las consecuencias sociales y políticas que de ahí se derivan. Tampoco es un misterio para nadie el hecho de que los países con mayores niveles de educación, de actualización tecnológica, de formación del capital humano están siendo y serán los más favorecidos. Países como la India que desde hace muchos años creó los Institutos Indios de Tecnología (IIT), en los cuales se han preparado millones de indios que inicialmente salieron a buscar oportunidades y a ofrecer sus conocimientos a otros países, especialmente los Estados Unidos y que hoy han vuelto a su país y están impulsando en este altísimos niveles de conocimientos tecnológicos y competitividad en los campos de desarrollo de software, prestación de servicios relacionados con la tecnología y la subcontratación de centros telefónicos de atención al cliente u operaciones de apoyo empresarial. Por tanto, la educación, vuelve a ser un aspecto prioritario del desarrollo de los países y del aprovechamiento de las oportunidades que puede crear el mundo integrado comercialmente, especialmente orientada hacia las competencias que queremos desarrollar, sin olvidar que todos los temas relacionados con las tecnologías informáticas y de telecomunicaciones son prioritarios en el mundo de hoy. Hemos leído recientemente acerca de un interesante ejercicio liderado por los expertos de Araújo Ibarra y Asociados, para definir un mapa estratégico con 500 productos innovadores y de mayor valor agregado que pueden ser competitivos en el mercado de los Estados Unidos, así es como se debe orientar la producción del país y desde luego enfocar la educación para soportar este tipo de estrategias. Sin embargo, simultáneamente con el esfuerzo y la reorientación educativa, es necesario abocar el análisis de las condiciones laborales no sólo en lo que tiene que ver con la compensación adecuada para ser competitivos y retroalimentar las capacidades que deben impulsarse en el proceso de crecimiento y mejora de nuestra productividad, sino también todo lo relativo a la seguridad social y su manejo en un mundo integrado. La necesidad de acuerdos entre países en temas como pensiones y servicios de salud que permitan que los trabajadores migrantes tengan condiciones equivalentes entre los distintos países sin perder lo logrado en su país de origen. El poder cotizar al sistema de pensiones en el país en que se encuentre laborando una persona y establecer los sistemas de compensación que permitan en un futuro a ese trabajador obtener su pensión en el país en que termine su ciclo laboral. Esta situación puede llegar a cubrir más de dos países, dadas las condiciones actuales de los mercados laborales, el desplazamiento de la producción de un país a otro según las condiciones competitivas de los mismos y los requerimientos de las empresas en cuanto a capacidades y condiciones productivas generales y especialmente de la fuerza laboral. Similar situación debe buscarse en el tema de salud, dado que normalmente una nueva afiliación al régimen de salud impone más condiciones que una vinculación de largo plazo. Es pues necesario buscar cómo se logran acuerdos que permitan esta continuidad. Simultáneamente con los acuerdos de libre comercio, y con las normas que rigen y orientan el comercio mundial deben definirse las condiciones de movilidad laboral, seguridad social, derecho a la educación y capacitación del trabajador, visas de trabajo, etc. Las condiciones de trabajo están cambiando y lo seguirán haciendo a velocidades asombrosas. Trabajar desde cualquier lugar, para cualquier lugar, de un país para otro u otros, en horarios no convencionales, en trabajos cada vez más sofisticados y con requerimientos educativos mayores. Quienes ofrecen su capacidad productiva y sus conocimientos a este gran mercado laboral que debe traer la integración global, están obligados a buscar las oportunidades donde se ofrezcan y adaptarse a las nuevas condiciones. Por tanto, la integración comercial conlleva grandes retos y el principal es buscar el beneficio de la población, especialmente de la trabajadora. Toda esta evolución implica también la flexibilización de las condiciones laborales, las políticas de migración de los trabajadores y una visión integral de la seguridad social, para poder aprovechar plenamente los efectos positivos que puede traer la globalización.Presidenta de Publicar "La educación, vuelve a ser un aspecto prioritario del desarrollo de los países y del aprovechamiento de las oportunidades”.

Siga bajando para encontrar más contenido