Interconexión con Panamá está en manos de la Anla

La empresa encargada del proyecto espera tener este año la aprobación de la autoridad de licencias para el trazado de la línea. La construcción de la obra iniciaría en el 2016.

Finanzas
POR:
julio 18 de 2014 - 02:09 a.m.
2014-07-18

Este año será crucial para el arranque definitivo del proyecto de interconexión eléctrica entre Colombia y Panamá, iniciativa que busca la construcción de una línea de transmisión que permita la exportación de energía al itsmo centroamericano.

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, ya tiene en sus manos el diseño básico de este proyecto, que comprende tanto las líneas como las estaciones, que deberá ser avalado por la entidad para dar inicio al Estudio de Impacto Ambiental y Social, EIAS.

El proyecto de interconexión consiste en una línea de 600 kilómetros que conectará desde la subestación Panamá II, en la provincia de Panamá, hasta la subestación Cerromatoso, en el departamento de Córdoba.

La iniciativa es liderada por la firma Interconexión Eléctrica Colombia-Panamá (ICP), conformada por Interconexión Eléctrica S.A. (ISA), de Colombia, y la Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. (Etesa), de Panamá.

Inicialmente, el proyecto contemplaba una capacidad de 300 megavatios. Sin embargo, el año pasado se actualizó el diseño y se determinó que la línea tendrá una capacidad máxima de transporte 400 megavatios.

El nuevo corredor propuesto por ICP a la autoridad de licencias rodea el golfo de Urabá y cruza la frontera a través del municipio de Acandí. De esta manera se evita intervenir en el Parque Nacional Natural Los Katíos, en Colombia, y el Parque Nacional el Darién, en Panamá, dos de los pasos más complejos que mayores dudas ocasionaban a las autoridades ambientales.

De acuerdo con el subdirector de energía eléctrica de la Unidad de Planeación Minero Energética, Upme, Alberto Rodríguez, la Anla ha recibido invitaciones a atender reuniones con las partes interesadas en el proyecto, con el fin de reactivar este proceso.

“Un estimativo optimista es que en uno a dos años estén los acuerdos técnicos, regulatorios, económicos, ambientales, comerciales y financieros, de manera que se pueda iniciar la construcción”, sostuvo el funcionario.

De acuerdo con el gerente general del ICP, Andrés Villegas Ramelli, la autorización de este trazado es fundamental para avanzar con los siguientes pasos del proyecto, por eso la firma espera obtener el visto bueno de la Anla este año.

Una vez se tenga esta autorización se debe reiniciar con el EIAS y con el desarrollo del diseño detallado de la línea en ambos países.

“La meta en el 2015 es tener un EIAS finalizado (para iniciar el proceso de licenciamiento ambiental en los dos países) y un diseño detallado (la línea de transmisión en todos sus tramos) ejecutado”, explicó el gerente general de la compañía.

“Así las cosas, con base en el plan de trabajo definido y considerando la finalización del EIAS en el 2015, la fecha de entrada en operación de la interconexión sería el año 2018, fecha que se cumplirá en la medida en que no se presenten contratiempos no gestionables por la compañía que alteren el plan de trabajo definido”, explicó Villegas Ramelli.

El proyecto de interconexión cuenta con el apoyo del Gobierno de Colombia y el Gobierno de Panamá y tendrá un costo cercano a los 400 millones de dólares.

Se espera que en los próximos días, en la reunión que sostendrán el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Panamá, Juan Carlos Varela, se trate el tema de la interconexión.

De acuerdo con ISA, es fundamental que ambos Gobiernos se compromentan con recursos para financiar esta iniciativa que facilitará las exportaciones de energía de Colombia hacia los países de Centroamérica.

LA DEMANDA ENERGÉTICA PANAMEÑA

A pesar de que el expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, había descartado la realización del proyecto de interconexión eléctrica entre Colombia y Panamá, por razones presupuestales, el actual presidente, Juan Carlos Varela, no solo mostró apoyo a la iniciativa desde la campaña presidencial, sino que también ha hablado de ampliar la capacidad del proyecto a 600 megavatios.

De acuerdo con las proyecciones de la Unidad de Planeación Minero Energética, Upme, en los próximos 12 años la demanda de energía del itsmo aumentará a un ritmo superior que el incremento de la capacidad de generación.

Se estima que a 2026, el país demande 17.959 GWh y produzca 4.338 MW.

Nohora Celedón

Economía y Negocios