Intereses del microcrédito, los que menos se reducen; tasa de ese renglón está cerca a los 30,49%

Las tasas de interés del sistema financiero han registrado bajas fuertes en los últimos meses, menos en esa categoría que se considera estratégica para el desarrollo económico de los más pobres.

Finanzas
POR:
abril 30 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-30

Este tipo de financiación no sólo es la más cara para los usuarios, sino que también es la que muestra el menor ritmo de descenso frente a otras modalidades como el consumo, las tarjetas de crédito, los sobregiros y ni hablar de los préstamos corporativos o de tesorería, que se otorgan a las grandes empresas del país.

Según el reporte más reciente de la Superintendencia Financiera, entre marzo del 2009 y el mismo mes del 2010, la tasa promedio de los microcréditos bancarios pasó de 31,44 a 30,49 por ciento efectivo anual, es decir, un recorte de apenas 0,95 puntos.

La tasa máxima que la banca puede cobrar por los microcréditos es de 33,93 por ciento, nivel en que se encuentra desde marzo 30 del 2007, porque el Gobierno no ha querido modificarla. Por su parte, la tasa de usura de los préstanos de consumo sí ha tenido recortes permanentes y se ubica en 22,97 por ciento efectivo anual.

Los que más se abaratan

En las otras modalidades distintas al microcrédito las bajas de intereses fueron mucho más notorias en el último año. Los créditos de tesorería registraron la baja más pronunciada, al pasar de un promedio 13,66 a 6,55 por ciento efectivo anual, es decir, una declive de 7,11 puntos. Estos créditos son operaciones de liquidez de corto plazo que las entidades bancarias otorgan a sus mayores clientes.

Siguen en su orden los préstamos preferenciales corporativos, cuyo interés pasó de 13,54 por ciento al cierre del primer trimestre del año pasado a 7,15 por ciento en igual lapso del 2010, es decir, una baja de 6,39 puntos porcentuales.

Los banqueros han dicho que las empresas tienen hoy una buena oportunidad de endeudamiento porque las tasas están en los niveles más bajos en muchos años.

Samir Hadad, gerente de banca de empresas del banco BBVA dice que "en el 2009 la cartera se frenó porque las empresas salieron al mercado de valores y seguirán saliendo. No obstante, este año muestra tasas de interés históricamente bajas para el crédito y hay grandes oportunidades para endeudarse con los bancos".

Señala que además de la caída de la DTF, las entidades financieras han bajado el diferencial de puntos que hay sobre ese indicador (spread), lo que beneficia a los empresarios. "Ese spread depende de varios factores como el tipo de clientes, el monto del crédito y el plazo".

En el caso de las tarjetas de crédito y el consumo, las tasas bajaron 6,33 y 6,22 puntos porcentuales. Por su parte, los sobregiros tuvieron un recorte de su tasa de interés de 5,2 puntos. En el caso de la vivienda hubo recortes leves en los créditos en UVR, mientras que los préstamos en pesos las tasas nominales tuvieron bajas más pronunciadas.