Inversión de España sigue firme

El ministro de Industria, Joan Clos, y el presidente deRepsol-YPF, Antonio Brufau, uno de los empresarios más destacados de España, dijo ayer a la agencia AFP que el incidente entre el rey Juan Carlos y el presidente venezolano Hugo Chávez no perjudicará a las empresas españolas que operan en Venezuela. La preocupación radica en las altas inversiones que España tiene en la región.

POR:
noviembre 14 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-14

Desde los años 90 grandes y pequeñas compañías españolas, empezando por la banca y el sector energía, emprendieron una agresiva internacionalización en la región, motivada en buena parte por la alta competencia en los mercados de la Unión Europea, y por otro lado el rumbo que tomaron los negocios para todas las empresas, de pasar de jugadores locales a globales. Algunos detractores lo llamaron entonces la ‘reconquista’ y medios adornaron los artículos con las carabelas de Cristóbal Colón. Para los europeos fue un paso natural a un continente que habla el mismo idioma y entiende mejor sus propuestas de valor empresarial. Según cifras del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España, entre 1993 y junio del 2007 la inversión bruta en Latinoamérica sumó 129.000 millones de euros. Según se desprende de un análisis que hace el diario Expansión: Bbva y el Grupo Santander están entre los mayores grupos financieros; Repsol compró la petrolera argentina YPF; y 36 por ciento de los ingresos de Telefónica se genera en la zona. La diatriba que lanzó Chávez acusando al Rey y las firmas españolas de apoyar el golpe de Estado del 2002, en el que estuvo en peligro de muerte, solo es una de las que ha pronunciado en contra de la ‘Madre Patria’. También se quejó en el pasado por los reclamos de los empresarios ibéricos por la inestabilidad en las reglas de juego, y se refirió al Cerro Potosí en Bolivia y dijo que lo acabaron los dueños de los barcos en la Conquista que salieron llenos de plata a Europa. FUE UN PEQUEÑO CONTRATIEMPO: REPSOL YPF El presidente de la compañía española Repsol YPF, Antoni Brufau, descartó ayer que el incidente protagonizado en la cumbre Iberoamericana con el presidente de Venezuela vaya a tener impacto sobre las empresas españolas que operan en ese país, y calificó el encontronazo verbal de Chávez con el Rey y el presidente del Gobierno español de “pequeño contratiempo”. según Efe, pra el presidente de Repsol, la clave en América Latina es que los Estados sean conscientes de la importancia del papel inversor de las empresas y que éstas también entiendan que han de jugar un rol en el desarrollo de esas economías. Esperamos que este incidente no tenga efecto real en las relaciones comerciales bilaterales”.

Siga bajando para encontrar más contenido