Inversión extranjera cayó 10,5% a junio; pero la baja se suavizó en las últimas semanas

Entre enero 1 y junio 30 de 2009 llegaron por esa vía al país 4.073 millones de dólares, frente a igual periodo de 2008, cuando totalizó 4.550 millones de dólares.

POR:
julio 12 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-12

Así lo indica la Balanza Cambiaria que contabiliza el  Banco de la República.

Al iniciarse 2009 la inversión extranjera directa se desplomaba 25 por ciento y solo  tuvo su primer alivio en abril pasado cuando fue 12 por ciento, y un segundo en la tercera semana de junio.

Sin embargo, entre la última semana de mayo y en junio  llegaron 953 millones de dólares por parte de inversionistas foráneos especialmente a sectores de hidrocarburos y minas.

La inversión en petróleo y la actividad minera sumó al cierre del primer semestre de este año 3.393 millones de dólares, con un aumento de 14 por ciento, contra similar lapso del año pasado, cuando alcanzó 2.974 millones de dólares.

La mejoría en los precios internacionales de los metales y el petróleo, originada a su vez en el aumento de la demanda mundial, lleva a las empresas de esos sectores a intensificar las exploraciones y explotaciones. También están supeditadas a contratos  con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

La inversión en otros sectores, como industria, es la más afectada con la disminución de la inversión extranjera porque decreció 56,8 por ciento en el primer semestre de este año, al sumar 680 millones de dólares.

Según analistas, las recuperación de la inversión extranjera  podría darse hacia 2010, entre otras razones, por la concreción de negocios como la venta de acciones de
Isagén, ETB, Protabaco y de algunas empresas del sector comercio y manufacturero.

De mantenerse el ritmo actual de la inversión extranjera, ésta sólo caería  en diciembre a 9.500 millones de dólares, que si bien no es la mayor, sería la segunda más alta en 5 años.

Aunque a finales de mayo y junio se dijo que  la inversión extranjera directa era  'culpable' de la devaluación, el efecto de la monetización de esos recursos parecer haber sido solo parte de una suma de causas porque los picos altos de desvalorización  del peso en ese periodo no coinciden 100 por ciento con los registros mayores en la Balanza Cambiaria.

Siga bajando para encontrar más contenido