Inversión extranjera, mejor que lo previsto

Aunque la cifra definitiva de inversión extranjera directa (IED) en Colombia durante el 2009 aún no se conoce, los datos provisionales reveladas por el Gobierno y el Banco de la República indican que el impacto fue menor que en otros países.

POR:
enero 20 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-20

Mientras la caída promedio de América Latina fue de 41 por ciento, en Colombia sería de 19 por ciento (ver nota anexa). El presidente Álvaro Uribe dijo que la inversión habría llegado a 8.557 millones de dólares. Según el Mandatario, sin que se conozca aún la inversión por cuenta de capital, en términos brutos la IED en el 2009 es muy superior a lo que cualquiera hubiera esperado dada la crisis de la economía mundial. Uribe dijo que si a esos 8.557 millones de dólares se les resta lo que empresas colombianas les compraron a inversionistas extranjeros en Colombia, la cifra neta es de IED es de 6.913 millones de dólares. Dicho monto equivale a la provisional a 31 de diciembre contenida en al Balanza Cambiaria que indica también un desplome de la IED 19 por ciento respecto al 2008. Sin embargo, el director de Planeación Nacional, Esteban Piedrahíta aseguró que si se considera como inversión bruta solamente el concepto de ingreso de divisas de extranjeros en el país, las cifras muestran un descenso de sólo 2 por ciento durante 2009 frente a 2008 y no de 19 por ciento. De hecho, ante la sequía de fuentes de financiamiento en el mercado financiero global, algunas multinacionales aplazaron proyectos, e inclusive vendieron algunas empresas a colegas colombianos para concentrarse en mercados más grandes (ver gráfico). Es importante precisar que la información de la balanza cambiaria incorpora por este concepto, sólo el movimiento de divisas (entradas y salidas) de las empresas extranjeras en sus operaciones con residentes colombianos. La cuantificación exacta del desempeño de la IED en Colombia lo muestra la Balanza de Pagos, que es un indicador que además del movimiento de divisas incluye otros conceptos por los cuales las empresas hacen sus aportes de Inversión Extranjera Directa, como por ejemplo las importaciones. Sin embargo, dicha estadística se presenta con algún rezago y la información referente a diciembre de 2009 sólo se podrá conocer al finalizar marzo del presente año. La caída de 19 por ciento en la Inversión Extranjera en Colombia incluye el giro de divisas al exterior de empresas que vendieron su participación a empresarios colombianos, alcanzando en 2009 la suma de 1.644 millones de dólares, frente a 207 millones en 2008. Según la Balanza Cambiaria, minas y petróleo fueron los sectores que impulsaron la IED, con un crecimiento de 16,1 por ciento respecto al 2008, y representa casi el 98 por ciento del total en diciembre de 2009. En la Balanza de Pagos con corte a septiembre, la composición de la IED cambia. La de minas, especialmente carbón, representa el 75 por ciento del total. Buen provecho...Mauricio Reina, investigador Asociado de Fedesarrollo, dice que Colombia simplemente está sacando buen provecho del momento que vive la explotación de recursos naturales, y no puede dejarlos enterrados y sin conce- sionar. Aunque el experto reconoce que puede llegar a causar la enfermedad holandesa, con inundación de divisas que revalúa el peso y desestimula el resto de sectores productivos. Reina también cree que la IED en dichos sectores amortigua la caída de divisas por las menores exportaciones. Es resultado de la confianza en el país: DNP En diálogo con PORTAFOLIO, el subdirector de Planeación, Juan Mauricio Ramírez, aseguró que este resultado es producto de la confianza en el país. ¿A qué atribuye que la entrada de dólares para inversión se mantenga alta? Colombia está entre los países que han sorteado con más éxito la crisis mundial. Tiene una institucionalidad económica seria y un manejo macroeconómico responsable. También tiene una política de incentivos a la inversión tanto extranjera como doméstica. En 2009 Colombia quedó catalogada como la economía con mejor ambiente para hacer negocios en A. Latina. Todo ello brinda un clima de confianza que atrae al país para la inversión. ¿Cuáles fueron los sectores más atractivos ? El petrolero, donde los ingresos brutos en dólares por IED crecieron 16 por ciento. Pero eso no quiere decir, como dijo algún analista, que la IED en Colombia se petrolizó y que la de otros sectores desapareció. Los ingresos brutos en dólares por IED en sectores no petroleros fueron de 1.738 millones de dólares en 2009, frente a 2.875 millones en 2008. Es una caída grande, pero no tan grande como la que se ha dicho. ¿Por qué es importante la IED? Ha sido fundamental para el progreso del sector petrolero y minero. También es clave para el desarrollo de sectores de clase mundial. La Inversión Extranjera representa una fuente de divisas de mayor plazo y menor volatilidad y cumple un papel esencial para acortar las distancias tecnológicas que nos separan de las economías más avanzadas. Un milagro económico como el de Irlanda fue, en buena medida, producto de una estrategia muy activa en la incorporación de Inversión Extranjera. La IED en A. Latina cayó 41% en el 2009La Inversión Extranjera Directa en A. Latina cayó 41 por ciento en el 2009 con respecto a 2008, un retroceso que se hizo sentir aún con más fuerza en Brasil, donde alcanzó el 49 por ciento, según un estudio de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad). Las Inversiones Directas en el Exterior (IDE), que incluyen las fusiones y adquisiciones así como los capitales que circulan en los mercados y entre filiales de empresas, alcanzaron a nivel mundial en 2009 un billón de dólares, contra 1,7 billones de dólares en 2008, es decir un 39 por ciento menos. En América Latina y el Caribe, las estimaciones preliminares hablan de 86.000 millones de dólares. México, segundo destino, registró una caída de 41 por ciento hasta los 13.000 millones. De los países latinoamericanos citados en el informe, el único que vio crecer sus inversiones extranjeras fue Perú, que pasó de 4.800 a 6.200 millones de dólares, un incremento del 28,1 por ciento. Argentina, Chile y Colombia sufrieron caídas de diferente magnitud, de 42,7, 23 y 18,6 por ciento, respectivamente.LOPJUA

Siga bajando para encontrar más contenido