Inversión extranjera en seguridad privada genera debate

Dos proyectos de ley pretenden modernizar legislación del sector, la cual data de 1994.

Finanzas
POR:
octubre 11 de 2012 - 03:36 a.m.
2012-10-11

La normatividad que ha regulado al sector de la seguridad y la vigilancia privada en el país tendría un giro radical, por cuenta de dos proyectos de ley que pretenden actualizar las reglas de juego del sector.

Cada iniciativa corresponde a un senador diferente y aunque confluyen en algunos puntos, tienen marcadas diferencias.

Por eso, los senadores Juan Lozano y Carlos Barriga coinciden en que antes de que se convierta en ley de la República, se deben unificar criterios para establecer una regulación que permita modernizar la legislación actual, considerada como ‘obsoleta’, ya que data del año 1994 (Ley 396).

En este sentido, los proyectos radicados en la Comisión Segunda del Senado empezaron una serie de audiencias públicas para que Gobierno, gremios y compañías establezcan consensos antes de que empiece su etapa de debates.

No es la primera vez que iniciativas en este sentido cursan su trámite en el Congreso, pero, en esta ocasión, la industria en general espera que la ley tenga luz verde en el corto plazo.

“Buscamos el crecimiento del sector, con normas claras.

El Estado debe ser regulador, otorgar garantías, promover la libre competencia y defender el interés de los ciudadanos”, afirmó Lozano ayer, durante la primera audiencia pública.

Los dos proyectos convergen en que las entidades de vigilancia y seguridad privada deben conocer sus reglas sancionatorias, pues hasta la fecha la capacidad de sancionar ha sido discrecional, y según los ponentes esto ha generado espacio para la corrupción.

Otro punto en el que confluyen es en que la renovación de licencias para estas empresas no sea cada dos años, sino que se amplíe el plazo, con el fin de brindarles una seguridad jurídica que promueva inversiones en tecnología, mayor generación de empleo y financiación vía créditos a largo plazo, entre otras.

INVERSIÓN EXTRANJERA, LA DISCORDIA

El tema en el que difieren los proyectos radicados tiene que ver con la regulación a la inversión extranjera que llega al sector.

Juan Lozano considera que no es posible que siga arribando capital foráneo a esta industria, y que a las empresas internacionales que ya operan en el país se les debe prohibir el aumento de la participación de sus socios.

Por su parte, Carlos Barriga cree que esta inversión es necesaria para el progreso de esta industria.

“No se trata de satanizar esta inversión.

Es un tema de soberanía nacional, porque deben ser colombianos los que se encarguen del monopolio de las armas y de la seguridad privada, por ejemplo, en zonas complejas como las fronterizas, donde es más complejo ejercer algún control”, explicó Lozano.

Otra cosa piensa Yaneth Giha, viceministra de Defensa, quien a nombre del Gobierno señaló que el sector debe contar con una aprobación legal para la inversión extranjera.

“Permitirla sube los estándares de servicio y de transferencia tecnológica, pero no se debe aceptar a cualquier costo”, afirmó, y dejó claro que el tema no debe llegar a plenaria este año, pues antes “se deben conocer y respetar las opiniones de todos los involucrados”.

Para Roxana Durán, gerente de Responsabilidad Social de Prosecur, empresa española que presta sus servicios de seguridad privada en el país, cerrarle las puertas al capital foráneo sería una “discriminación a las empresas extranjeras”.

“No se tiene encuenta que contratamos a profesionales colombianos, promovemos la transferencia de tecnología y somos una fuente de empleo importante, gracias a la expansión con sucursales en más ciudades, sin contar con el flujo de inversiones sociales que realizamos”, agregó Durán.

Por ahora, no hay consenso.

Lo cierto es que en lo que falta de este año, la Comisión Segunda promoverá otras audiencias públicas para unificar las posiciones de los protagonistas, porque en lo que sí hay acuerdo es en que esta industria requiere cambios normativos.

FENALCO APOYA LA IE

Guillermo Botero, presidente de Fenalco, dice que la inversión extranjera es necesaria en el sector, siempre y cuando sea regulada.

“El comercio requiere esta transferencia de tecnología para garantizar la seguridad de los almacenes y las grandes superficies.

En el 2010, por ejemplo, el sector perdió 140.000 millones de pesos por robos internos y externos y eso mejora solo con mayor inversión en tecnología.

Jaime Viana R.

Subeditor Portafolio