Inversión mantiene optimismo de los industriales

A menos de dos meses para que concluya el año 2007, la confianza de los inversionistas nacionales y extranjeros se ratifica como el principal indicador de la economía colombiana, y así lo confirma el resultado de las cifras de producción y ventas correspondientes al mes de agosto.

POR:
noviembre 21 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-21

De eso no solo dan cuenta los análisis del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, sino las encuestas de opinión de la Andi y Fedesarrollo. Tomando las cifras de la Asociación Nacional de Industriales, se observa que entre enero y agosto del 2007 la producción industrial aumentó 5,7 por ciento, y dentro de estas, las ventas variaron a una tasa de 5,1 por ciento. Al analizar el contexto de lo ocurrido con el desempeño de la economía colombiana en el primer semestre del año, cuando el Producto Interno Bruto se ubicó en 7,5 por ciento y el crecimiento industrial en 13,3 por ciento, es válido recordar que el dinamismo tuvo como soporte el imparable aumento de la inversión tanto extranjera como nacional. Ante ese escenario, el Gobierno Nacional reitera su optimismo por el buen comportamiento que tendrá este año la economía colombiana y que, sin duda, es impulsado por los mayores flujos de capital extranjero y nacional que siguen llegando al sector productivo. Esa confianza ha hecho mermar la incertidumbre entre los empresarios ante lo que ha sido la caída del tipo de cambio, y el avance del Tratado de Libre Comercio con los E.U. Cuando se observan más detenidamente las cifras de la producción y ventas de la industria, se puede concluir que en su conjunto todos los sectores mostraron un buen desempeño. Más que insistir en que el resultado de estos dos indicadores fue inferior con relación a lo ocurrido en el primer semestre del 2007, es importante no perder el horizonte de lo que ocurrió con los productos no minerales, que en agosto pasado aumentaron 21 por ciento. Esto lo que nos indica es que la construcción se mantiene como la actividad que más jalona la economía colombiana. Un desempeño similar se presentó con el sector automotor, que si bien ya no muestra las cifras desbordadas de crecimiento en producción y ventas como el año pasado, el 25 por ciento que registró en agosto de 2007, lo mantiene como un dinamizador importante. En este caso no podemos dejar de señalar que el resultado tiene que ver con la evolución de los diferentes indicadores de la economía y de la política de Seguridad Democrática. El dinamismo del referido sector, también ha contribuido al fortalecimiento de la industria de partes, piezas y accesorios para los vehículos. En el tema de los alimentos el panorama es un poco distinto, y en dicho punto es importante recordar que lo que se hace en Venezuela se siente en Colombia. Las cifras nos indican que en la producción, conservación y transformación de carne y pescado hubo una disminución en lo corrido del año de 1,5 por ciento. Pese a todo, no se puede desconocer que las decisiones que tomó el Gobierno colombiano de fijar un contingente de exportación de carne hacia Venezuela, ha significado un menor impacto en la inflación colombiana. Otro indicador que es importante mencionar como factor de dinamismo en la producción y ventas industriales es el de la capacidad instalada, que en agosto se situó en 83,6 por ciento. Actualmente, el sector empresarial tiene un margen de capacidad disponible que le permite atender la demanda, lo que se refleja en el nivel de utilización de la capacidad instalada. Este es un buen indicador de los niveles de inversión a que han llegado las empresas. En términos generales y a manera de conclusión, el sector empresarial sigue teniendo confianza en el futuro del país y se ratifica en que hay un excelente clima para los negocios. Actualmente, el sector empresarial colombiano tiene un buen margen de capacidad instalada disponible, que le permite atender la demanda, lo que se refleja en el nivel de utilización de la capacidad instalada”. Luis Guillermo Plata. Ministro de Comercio, Industria y Turismo No se puede desconocer que las decisiones que tomó el Gobierno colombiano de fijar un contingente de exportación de carne hacia Venezuela, ha significado un menor impacto en la inflación colombiana”.

Siga bajando para encontrar más contenido