Inversiones: ojo con las ofertas de ‘dinero fácil’

“Quieres ganar dinero mientras duermes?”. “¿Tienes 10 dólares? ¡¡¡Multiplícalos hasta 50.000!!!?”. “¿Estás buscando una oportunidad para mejorar tu situación económica? ¡Haz que tu dinero trabaje para ti! Gana entre el 10 por ciento y el 20 por ciento mensual de tu dinero, sin invertir ni tu tiempo ni tu esfuerzo. Hasta un 200 por ciento en 6 meses?”.

POR:
noviembre 25 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-25

Y hay más, “Invierte en la empresa que te ofrece solidez (sic), responsabilidad y seguridad de tu inversión. Participa en el gran mercado de las divisas!!!!!!!!”. Estas son apenas algunas de las tentadoras ofertas que invitan a ganar dinero fácil que aparecen en algunas páginas de Internet de Colombia, otros países de América Latina y España (eso sin mencionar la ofertas de Estados Unidos) y a las que seguramente muchas personas han acudido con la esperanza de hacerse ricas de la noche a la mañana. La lista también incluye una página web colombiana con el tentador nombre de ‘regalandinero.com’ que, aunque está fuera del aire, no deja de causar curiosidad el aviso que publica en otro sitio de la red: “es una forma efectiva, confiable y seria de ganar dinero fácilmente en Colombia por Internet, no tienes que vender nada ni enviar sobres a otras partes del país o el mundo, simplemente estar decidido a ganar dinero por Internet?” (sic). Estos anuncios, con buena cantidad de errores elementales de ortografía incluidos, aparecen constantemente en la red de redes sin que exista el más mínimo control por parte de las autoridades nacionales. Por eso, la única recomendación que hace la Superintendencia Financiera a los ahorradores colombianos es que se abstengan de ahorrar o invertir en entidades que no están bajo la vigilancia del Estado. Esto incluye obviamente las famosas pirámides. El ex superintendente de valores, Jorge Gabriel Taboada, dice que “si los colombianos sacan su plata a otro país es muy difícil para las autoridades nacionales controlar ese fenómeno” y señala que en los paraísos fiscales no hay controles, lo que hace más difícil seguirles la pista a los dineros de los inversionistas. “Se dice que la oportunidad llama a la puerta, pero en Internet más bien los que llaman a la puerta son los bandidos”, sostiene. Taboada señala que los inversionistas y ahorradores deben tener siempre su dinero en un sistema bien controlado porque para el Gobierno es imposible tener ingerencia en mercados internacionales, en donde no hay regulación que permita verificar el manejo de los dineros de los ahorradores. Además, muchos dueños de las páginas web que ofrecen rentabilidades de ensueño no residen en el país, por lo que el seguimiento para el inversionista o incluso las autoridades de control se vuelve imposible. CAPTADORES SIN ROSTRO Claro está que no todos los avisos de Internet se presentan como empresas captadoras de dinero, sino que anuncian ofertas de trabajo para desarrollar proyectos desde la casa. Algunas direcciones de la web pueden llegar directamente a los correos electrónicos, solo con el objetivo de pedir información personal al usuario, incluida su cuenta bancaria, para cometer delitos. El hecho concreto es que el negocio de las pirámides u otras formas de captación ilegal no es solo cuestión de poner oficinas o locales en las principales ciudades del país y varios municipios, sino que Internet ofrece muchas otras opciones que invitan a ganar dinero fácil sin trabajar. En la red aparecen fórmulas mágicas similares o incluso más atractivas que las famosas pirámides, con el agravante de que el usuario no sabe con quién está negociando ni confiando su dinero, pues solo aparecen correos electrónicos para hacer el contacto respectivo o un teléfono celular. Forex: sin problemas, pero sin control Una de las opciones de inversión que aparecen en el mercado es el sistema Forex (Foreing Exchange Market), mediante el cual los inversionistas mueven sus recursos en monedas fuertes como el dólar, el euro o la libra esterlina. Sobre el tema de la regulación de ese mercado en Colombia hay muchas inquietudes, pero el secretario general del Emisor, Gerardo Hernández, dice que el tema depende de varios factores. Por un lado, dice, si solo se trata de comprar y vender dólares entre dos personas (una en el exterior y otra en Colombia) es una operación normal que no requiere un control especial. Pero, cuando se trata de una operación a futuro (derivado) ahí entra una intermediario cambiario y se debe cumplir una regulación. Otro tema tiene que ver con las plataformas tecnológicas de negociación, las cuales están reguladas y están sujetas a la vigilancia del Estado. Además, si una entidad del exterior quiere publicitar información en Colombia debe cumplir requisitos de una oficina de representación. Forex es una plataforma de Internet donde se compran y se venden divisas, buscando obviamente la mayor rentabilidad posible, pero corriendo el riesgo de los cambios naturales de un mercado libre. 100por ciento es una de las rentabilidades que ofrecen algunos portales de Internet. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido