Invertir en el medio ambiente sí es rentable

Hablar de medio ambiente es entrar a un mundo de mitos y realidades que, de cierta manera, han calado entre la gente. La emisión de gases carbónicos, la tala de bosques, el calentamiento global, la desaparición de ríos y quebradas y, en general, todo lo que tiene que ver con el fin del planeta, ha puesto a pensar a las empresas en empezar campañas para concienciar a sus empleados en proteger el entorno.

POR:
julio 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-15

De ahí viene el nombre de tecnologías verdes o limpias que las industrias han empezado a implementar para conservar la Tierra y su entorno. Así han surgido compañías que financian a las empresas en el desarrollo de los proyectos ambientales. Esas empresas tienen todas las de ganar, pues según los analistas, éstas son en realidad las que tienen futuro. Las empresas de tecnologías limpias se están convirtiendo en todo el mundo en una nueva fuente de negocios para el mercado de capitales. Y, aunque Colombia todavía está lejos de contar con grandes alternativas de inversión, ya se está abriendo camino en esa materia. En el mundo hay cada vez más industrias y proyectos empresariales ligados a la protección del ambiente, que buscan una financiación internacional y, por eso, se están desarrollando instrumentos especiales que canalizan recursos hacia esas alternativas. Proyectos ambientales En el país, los proyectos del medio ambiente, que podrían ser financiados en los mercados internacionales son escasos pero ya se pueden encontrar seis, los cuales tienen certificados de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, otorgados por la ONU, y el Ministerio del Medio Ambiente le otorgó registro a nueve más para que sigan su trámite hasta obtener los certificados de Naciones Unidas. Según un experto consultado “lo preocupante es que hay 100 proyectos en estudio por parte del Ministerio, lo cual ha creado un ‘trancón’ en su aprobación”. Con un significativo porcentaje del capital de riesgo destinado a dichas tecnologías, el panorama económico actual está asistiendo a cambios en el ámbito energético y tecnológico. “En un mercado ya listo para una mentalidad más madura, respecto al desarrollo, adaptación y utilización de tecnologías limpias, estos modelos sostenibles se perfilan como una interesante oportunidad de inversión, tanto a nivel empresarial como individual”, aseura José Luis Sánchez, un agrónomo de la Universidad Nacional, experto en flores. La verdad es que ya está naciendo un mercado de valores ‘ambiental’ en crecimiento que está generando rentabilidad a mediano y largo plazo.¿Y CÓMO FUNCIONA ESTA CLASE DE INVERSIÓN? Aquellos que inviertan en empresas con tecnologías limpias, que hayan sido avaladas por la ONU y el Minambiente, reciben esas rentabilidades con exenciones tributarias en sus países, por apoyar trabajos ambientales en otras partes del mundo. También reciben ganancias financieras cuando le inyectan dinero a proyectos en zonas de producción maderable, que generan ganancias con el tiempo. Según el Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas (Pnuma), la producción limpia se define como “la aplicación continua de una estrategia integrada de prevención ambiental a los procesos y a los productos, con el fin de reducir los riesgos a los seres humanos y al medio ambiente”. Es cada vez más frecuente ver cómo en los mercados del mundo se exige que los productos provengan de la aplicación de tecnologías de fabricación que no dañen el medio ambiente y que sean sostenibles en el largo plazo. De esta manera, se crea cierta presión en la utilización de estas nuevas tecnologías, basada en la creciente preocupación mundial por el medio ambiente. En Colombia varias empresas han sido merecedoras del título ‘verde’. Entre ellas se pueden mencionar Empresas Públicas de Medellín, Gas Natural, Bavaria y en transporte masivo está TransMilenio de Bogotá, por nombrar solo algunas. Las exenciones tributarias operan en Europa, sobre todo en los países que suscribieron en Japón el Protocolo de Kyoto en 1997, con el cual se comprometieron a reducir los gases de efecto invernadero, ya fuera en sus propios territorios o en otros lugares del planeta. Así, empresas europeas actúan hoy como las grandes inversionistas o financiadoras de proyectos ambientales en países que tienen un gran potencial natural como Colombia. En el año 2007 se registraron millones de dólares en inversiones de capital de riesgo canalizadas a tecnologías limpias, Ese mismo año, más de 4.000 millones de dólares de capital de riesgo fueron invertidos en tecnologías ambientales. NEGOCIO INTERESANTE Estos modelos sostenibles se perfilan como una interesante oportunidad de inversión, tanto a nivel empresarial como individual”. José Luis Sánchez, agrónomo. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido