Investigan posible lavado de activos en varios equipos del fútbol colombiano

"Existen sólidas sospechas que recursos del narcotráfico y del terrorismo habrían penetrado a varios conjuntos", afirmó Mario Aranguren, director del UIAF, quien se abstuvo de identificarlos.

POR:
julio 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-23

El director de la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) del ministerio de Hacienda, señaló que algunos socios usan los equipos profesionales de fútbol para llevar a cabo actividades delictivas (lavado de activos) e indicó que están bajo estudio 1.179 reportes de operaciones sospechosas.

"Hay clubes que hacen transacciones en efectivo por miles de millones de pesos y un gran porcentaje de esas operaciones las hacen por montos cercanos al tope de reporte, práctica que se denomina fraccionamiento y busca evadir los controles para que la transacción no sea reportada a la UIAF", dijo el funcionario.

Aranguren señaló que en varias ocasiones realizan las grandes transacciones por fuera del sistema financiero, fraccionadas y en efectivo para evadir el pago de impuestos y que las autoridades no puedan seguir el rastro a la procedencia de los dineros.

El funcionario dijo que, según los datos de la UAIF, unos 70 accionistas de varios equipos han hecho transacciones clasificadas como sospechosas, aunque no suministró nombres para no violar la reserva del sumario judicial.

Asimismo, aseguró que en 29 de los 36 equipos de fútbol de las categorías A y B, la UIAF encontró que tienen 77.443 socios, muchos de ellos sin identificación y otros miles con la misma dirección y el mismo número de identificación, pero con nombre diferente. 

Aranguren añadió que el ministerio de Hacienda prepara un decreto con el que se buscará imponer a los equipos la obligación de reportar a su despacho toda la información relacionada con sus transacciones y así se pueda identificar movimientos sospechosos de lavado de activos.

"Los clubes de fútbol deben ser empresas privadas lucrativas, que paguen impuestos, que cumplan las disposiciones sobre seguridad social, que conozcan a sus asociados e inversionistas, que sean auditados constantemente, que rindan cuentas a sus socios y a la sociedad, es decir, que sean transparentes", concluyó.

Además, informó que la Superintendencia de Sociedades pedirá que no se expida el reconocimiento deportivo al Atlético Bucaramanga, de la Primera División, y al Real Cartagena y Deportivo Jamundí, de la categoría B, por no presentar la documentación completa sobre los socios.

"Encontramos mucha resistencia para que nos enviaran esta información y, a la fecha, siete equipos no enviaron lo solicitado, a sabiendas de que esa información no puede ser negada. La lucha contra el lavado de activos y el terrorismo es una prioridad del Gobierno", agregó Aranguren durante el foro 'Juego Limpio en el Fútbol' realizado en Bogotá.

Desde hace más de 20 años funcionarios de diversos organismos estatales hacen este tipo de denuncias pero hasta el momento no ha habido medidas de fondo. "Hay situaciones que son altamente sospechosas", señaló Aranguren.

Por su parte, el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, señaló que esas cifras muestran "que más del 90 por ciento de los socios reportados, la gran mayoría, son transparentes". "Eso hay que destacarlo", enfatizó Bedoya.

Futbol y narcotráfico en el pasado

"Por ejemplo: hay clubes que tienen socios con antecedentes judiciales, otros hacen transacciones en efectivo por miles de millones de pesos y un gran porcentaje de estas las hacen por montos cercanos al tope (permitido), práctica que se denomina fraccionamiento con la que se busca evadir los controles para que la transacción no sea reportada".

Capos del narcotráfico en el pasado controlaron a los más poderosos equipos de Colombia, entre ellos el América, Millonarios y Atlético Nacional.

América, finalista en cuatro ocasiones en la Copa Libertadores y multicampeón local, figura en la Lista Clinton a raíz de su relación directa con el desaparecido Cartel de Cali que lideraron los confesos narcotraficantes Gilberto y Miguel Rodríguez, hoy presos en cárceles de los Estados Unidos donde purgan largas condenas.

Siga bajando para encontrar más contenido