El invierno agravó atraso vial del país

Carreteras colapsadas por derrumbes e inundaciones mantienen a los transportadores de carga del país en una crisis que no solamente los afecta durante la temporada invernal,sino que se prolongaría por varios meses, e incluso años.

POR:
mayo 23 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-23

La emergencia deja al sector y al país en una posición muy débil para competir con los países ybloques con los que próximamente entrarían en vigencia tratados de libre comercio, especialmenteCanadá, Estados Unidos y la Unión Europea.La frágil infraestructura de carreteras es considerada por expertos como el principal problemadel país, que es el cuarto productor de petróleo de América Latina, el quinto exportador mundialde carbón y el tercero de café, en momentos en que goza de un aceptable desempeño su económicoy un crecimiento significativo del comercio internacional.El mal estado de las carreteras se acentúa precisamente en momentos en que el país espera queel Congreso de Estados Unidos ratifique el Tratado de Libre Comercio y entre a operar otro ya rubricado con la Unión Europea, los principales destinos de las exportacionesnacionales.PREOCUPACIÓN GREMIAL“Nosotros estamos muy mal de infraestructura. Tenemos buenos equipos, pero no tenemosvías y eso resta competitividad porque los costos son altísimos”, dijo a Reuters Jairo Herrera, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Transportadoras de Carga por Carretera (Asecarga).De acuerdo con estadísticas oficiales, Colombia Mmueve anualmente unos 241 millones de toneladas, de las cuales 177 millones son desplazadas en camiones a través de carreteras.Aunque unos 60 millones de toneladas se mueven por ferrocarril, principalmente carbón, la mayoría de productos son transportados por carreteras y un porcentaje mínimo se mueve por vía aérea y/o fluvial.Los analistas sostienen que si entran en vigencia los acuerdos comerciales con Estados Unidos y la Unión Europea la carga se incrementará, pero las deterioradas carreteras se convertirán en un obstáculo para los transportadores y las empresas de carga.El país cuenta con una red de más de 164.000 kilómetros de carreteras, pero sólo 900 kilómetros son de doble carril y la mayoría son vías estrechas que atraviesan regiones de altamontaña, lo que dificulta la movilización de los camiones de carga.AMBICIOSO PLANAnte la emergencia generada por el invierno, sumado el atraso vial que registra el país, el presidente Juan Manuel Santos confirmó la semana pasada una inversión de 90 billonesde pesos en los próximos 10 años en infraestructura vial, férrea, aeroportuaria y de puertos.El plan contempla alcanzar 2.000 kilómetros de carreteras de doble calzada en el 2014.Sin embargo, los transportadores consideran que la actual temporada de lluvias que destruyó carreteras y puentes, será un enemigo para las empresas de carga, que tendrán que mover mercancías en medio de condiciones adversas. Adicionalmente, de acuerdo con el presidentede Acercarga, no existe una estadística confiable del número de camiones con que cuenta el país, por lo que urgió al Gobierno y a los gremios del sector a realizar un censo. El dirigente citó un informe del Ministerio de Transporte que estima que el país cuenta conunos 203.000 vehículos de carga, incluidos 38.000 tractocamiones que mueven el 70 por ciento de la mercancía, mientras que los demás tienen una capacidad inferior a las 12 toneladas.Expertos aseguran que la recuperación de la infraestructura vial afectada por el invierno se tomará alrededor de dos años. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido