Invierno no paralizó alza en producción de carbón

La meta se lograría pese a que al inicio de año el invierno afectó la producción en cerca del 25%.

Archivo Portafolio.co

Mina de Carbón

Archivo Portafolio.co

POR:
julio 29 de 2011 - 02:30 a.m.
2011-07-29

 

Luego de un difícil comienzo de año, en el que las intensas lluvias propiciaron el cese de la actividad en varias minas durante algunas jornadas, no sólo en los yacimientos del interior del país, sino en algunos de los grandes proyectos de la Costa Caribe, el sector carbonero comenzó a pisar otra vez el acelerador para tratar de recuperar lo que se dejó de extraer por esta situación.

El director del Departamento Nacional de Planeación (DPN), Hernando José Gómez, aseguró que, a mayo, la línea de base para estimar la producción futura del mineral ya pasó a 87 millones de toneladas, luego de cerrar el año pasado en cerca de 74 millones.

Este volumen corresponde a la meta de las autoridades mineras para el 2011, pero estiman que en el 2012 la producción de carbón del país llegue a 93,6 millones de toneladas, lo que equivaldría a un crecimiento del 26 por ciento.

Según el Minminas, los estimativos son el resultado de los estudios y trabajos de exploración y contiene, entre otros aspectos, la ubicación, el cálculo y las características de las reservas a explotar en el desarrollo del proyecto y el plan minero de explotación.

El director del DNP confirma que con la expansión de producción que se ha escuchado de las empresas ya establecidas, más los proyectos nuevos, el objetivo es que a la vuelta de tres años el volumen de extracción del mineral llegue a los 124 millones de toneladas al año.

PROYECCIÓN MIXTA

La tarea no será tan fácil para este año, pero sí para el próximo, afirma el presidente de la Federación Nacional de Productores de Carbón (Fenalcarbón), Jaime Olivella, quien además reveló que el primer semestre del año fue complicado para el sector, lo que llevó a que se dejara de producir entre un 20 y un 25 por ciento del potencial que el sector tiene con los proyectos en operación.

Mientras el Gobierno apunta a 87 millones de toneladas este año, Fenalcarbón considera que el nivel de incremento llegará a un rango entre 80 y 85 millones.

Olivella dijo que las empresas marchan a toda máquina tratando de cumplir todos sus compromisos de ventas adquiridos, para lo cual se han puesto en marcha mecanismos de eficiencia que permitan reponer el tiempo perdido. Sin embargo, la opción de mayor inversión en maquinaria o de contratación adicional es restringida, porque eso reduce los márgenes de rentabilidad.

Pero para el 2012 las expectativas del sector son mayores a las del Gobierno. Se estima que con la ampliación de zonas por parte de la Drummond, y de otras áreas proyectadas en el Cesar, la producción alcance los 100 millones de toneladas, por encima de los 93 millones previstos por el Gobierno.

“Creemos que vamos a pasar esta cifra”, señaló Olivella.

Actualmente, las minas de El Cerrejón en La Guajira, las de la Jagua de Ibirico y La Loma, en el Cesar, tienen una producción del orden de las 70 millones de toneladas. Entre tanto, la producción del interior del país sigue retenida porque el precio de transportar el mineral en camión impide generar rentabilidad a las firmas operadoras.

El sector espera que el Gobierno defina las condiciones para la construcción del Ferrocarril del Carare, para movilizar la producción a menores costos.

El director del DNP señala que el transporte es uno de los cuellos de botella que hay que resolver para el sector.

EL ‘BOOM’ PUEDE PROLONGARSE DEBIDO A LA CRISIS NUCLEAR

Los consumidores están bajos de existencias y siguen aumentando los pedidos del mineral.

A corto y largo plazo, no hay señales de que las ventas de carbón bajen o se estabilicen. Por el contrario, la proyección es al alza, ante el alto nivel de demanda mundial.

Según Jaime Olivella, presidente de Fenalcarbón, los países consumidores están bajos de existencias y siguen solicitando el mineral, a lo que se suma la situación que enfrentarán muchas generadoras de energía por el cierre de varias plantas nucleares en Francia y Alemania, lo que llevará a que la demanda del producto se incremente en forma importante.

Incluso, alguien que hoy quiera salir al mercado a comprar una tonelada no la consigue, porque todo está vendido, pues los pedidos se manejan con una anticipación de tres años.

El directivo dijo que la falta de infraestructura de transporte y puertos cobra relevancia en el debate con el Gobierno. “Queremos que nos aprueben el Ferrocarril del Carare y dos nuevos puertos en la Costa Caribe, uno en Ciénaga (Magdalena) y otro en Dibulla (La Guajira).”.

El sector busca inversionistas que se le midan a estas iniciativas, pero el Gobierno debe avalarlas.

Ómar G. Ahumada R.

Economía y Negocios 

Siga bajando para encontrar más contenido