Invierno tendrá el mayor impacto en el 2011; Gobierno aún no tiene un consolidado de las pérdidas

Ganadería, agricultura, heladerías, lavaderos de carros, vías, tiendas de cerveza y taxistas, entre

POR:
diciembre 07 de 2010 - 12:37 p.m.
2010-12-07

Próximo anuncio de Estado de Emergencia para enfrentar el problema nacional.

Colombia lleva más de dos semanas en estado de calamidad pública, declarada por el Gobierno, como consecuencia de los estragos que ha causado el invierno en todo el país. Sin embargo, pese a la solidaridad mundial y a los planes de choque implementados, lo peor no ha pasado aún.

Mientras el Ejecutivo estudia si declara un estado de excepción para atender esta tragedia, por ahora ha estimado que se necesitarían 616.000 millones de pesos para superarla y eso, sin calcular aún el impacto económico y social que puede tener una emergencia sanitaria en el próximo año. Gremios como el de agricultura anticipan que en el 2011 se sentirán aún más las consecuencias del invierno. Por ahora, la afectación de sectores distintos a los que tradicionalmente tienen pérdidas en invierno es notoria.

Por su parte, el director de Planeación Nacional, Hernando José Gómez, dijo que aún no hay datos de las pérdidas totales, y aseguró que pese a la ola invernal, el impacto será muy reducido sobre el crecimiento de la economía.

Agricultura y oferta de alimentos

Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), dice que es uno de los años más difíciles para la agricultura y los efectos se sentirán más en el 2011. "Son más de 195.000 hectáreas afectadas, de las cuales 110.000 están totalmente inundadas (los cultivos están perdidos). Esto representa cerca del 4 por ciento del área cultivada, que es de 4.600 hectáreas".

Otro inconveniente del sector agrícola es el de las vías. Según Mejía, "la SAC ha identificado que hay 155.000 kilómetros, es decir, el 60 por ciento de las vías en regular o mal estado, lo que influye en el alza de precio de los alimentos".

El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, dijo que el sector agropecuario sí está impactado, pero no como para necesitar importar alimentos.

Ganadería, en picada

En el sector ganadero, entre tanto, la preocupación es mayor. El gremio que los agrupa, Fedegán, inclusive ha sugerido al Gobierno que va siendo hora de ir pensando en la declaratoria de la emergencia económica. Según el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, "la ganadería y otros sectores productivos del campo están en crisis. Hay dos millones de cabezas desplazadas, que se han tenido que mover a la búsqueda de sitios más seguros. Las pérdidas parciales se calculan en un billón de pesos.

Seis millones de hectáreas ganaderas están inundadas y 30 mil predios se encuentran debajo del agua. Unos 40 mil animales han muerto hasta el momento.

Transporte

Al 60 por ciento de las vías en regular o mal estado, por causa de las copiosas lluvias, se suma el cierre total de 14 puntos en todo el territorio nacional, por derrumbes, deslizamientos o inundaciones, lo que está agrandando los trayectos para llegar a los destinos. Las pérdidas también se evidencian en el transporte público de pasajeros, tanto intermunicipal como urbano. Solo en Bogotá, el representante del gremio de taxistas, Uldarico Peña, explica que el rodamiento en la ciudad es lento.

"Toda la culpa es del invierno. De 20 servicios diarios en promedio, que presta cada taxi, el número se redujo a la mitad".

Hoteleros, confecciones y calzado

"Nuestros productos están en las grandes ciudades y se llevan vía terrestre a sus sitios de destino. Si las vías están en mal estado hay que hacerlo por vía área, que también están afectadas por retrasos y además encarece los costos de envío".

La directora de la Cámara de Algodón, Fibras, Textil y Confecciones de la Andi, María del Mar Palau, agregó que, "las variables que nos afectan son conjuntas, es decir, tasa de cambio, reforma arancelaria, salario mínimo y ahora el invierno. Será difícil establecer cuánto impacta cada una".

Los hoteleros, por el contrario, sí hablan ya de cifras. La ocupación en noviembre, con todo y los dos puentes festivos que hubo, bajó en cinco puntos con relación a lo que venía registrando el año. "Aunque no es temporada alta sí se evidencia una disminución", dijo Jaime Cabal, presidente de Cotelco, quien agregó que las reservas se han mantenido en un 50%, frente a hace un año que alcanzaban el 65 por ciento.

Construcción

Otros negocios golpeados

* Industrias NR, que comercializa productos y piezas para el sector de lavado automotriz, entre otras, señalan que su actividad económica generaba 10 millones de pesos mensuales, pero por el invierno, se ha visto reducida en 50 por ciento. La situación está ligada a la menor demanda en los centros de lavado de vehículos, donde también se ha bajado en un 50 por ciento la afluencia de clientes. El taxista Jhon Hernández confirma que en época de verano debe llevar a lavar el carro por lo menos cada dos día y ahora espera cinco y hasta siete días para utilizar ese servicio.

* La venta de cerveza también se ha disminuido. Por frío o por temor al chaparrón, los compradores de este producto están bajando el consumo. Según Ariolfo Angulo, asociado a Fenaltiendas (programa de Fenalco que asocia a los tenderos), señala que las ventas han bajado en un 50 por ciento. "Mi tienda no es para consumir en el sitio, sino para llevar. Antes del invierno vendía 700 canastas al mes, ahora sólo 350".

Infórmese

www.eltiempo.com

Los periodistas de ET están con los damnificados. En la pantalla aparecerá la guía de cómo se puede ayudar a los necesitados y los centros de acopio de donaciones. Síganos en los canales 70 y 109 de Telmex y 409 de Telefónica

El Tiempo.

El diario de circulación nacional hará un gran despliegue informativo a través de sus páginas con las noticias más relevantes de la ola invernal que golpea al país; crónicas, reportajes, infografías, análisis e información de servicio para sus lectores.

MIO, el diario popular de los bogotanos, revela el drama de una familia en Ciudad Bolívar, la zona más afectada de la capital, que tuvo que salir corriendo en la madrugada para evitar que la montaña le cayera encima y el miedo de los habitantes de barrios como: Buenos Aires, Divino Niño, San Joaquín, Brisas del Volador, Caracolí y Potosí, amenazados por un inminente deslizamiento. Además, ¿hay o no desabastecimiento de alimentos por el invierno?

CityTv, sigue la evolución del invierno en Bogotá , damnificados, zonas de riesgo, ayudas e información en caso de emergencia.

Siga bajando para encontrar más contenido